Sigue a

Cameron Díaz


Uy la Cameron, uy la Cameron… que llega el calor y se nos quiere despelotar antes de poder ponerse el bañador. Si es que está hecha toda una fresca, como la Shakira, que les dan unas esponjas o un croma para hacer un videoclip y se les va de las manos. Y es que Cameron Díaz aunque siempre haga de rubia modosita que de vez en cuando se cabrea y sabe hacer llaves mortales con las ingles, en el fondo es una vividora. A ella le gusta el sexo, el buen sexo además, y no le da ningún miedo reconocerlo (como tiene que ser).

Así que los de la revista Maxim, que saben que teclas tienen que tocar para que la mitad de los hombres que la leen disfruten sin tener que llegar a leer la entrevista del interior, le han plantado a lo Jessica Simpson en su videoclip ‘These Boots Are Made For Walking’ , un par de esponjas, unos cuantos botes de Fairy y ganas de posar con la camiseta echa un nudo para que cada vez que se vaya a secar el sudor de la frente la mierda que lleven las esponjas le baje hasta el ombligo habiendo hecho antes turismo por el cuello, los pechos y la tripa.

¿Y que más nos cuenta? Pues básicamente la entrevista habla de sexo. Sexo por todos lados. Dice que su deporte favorito es el sexo, que le encantaría poder montárselo en un avión, que ella es incapaz de decirle que no a un hombre (si le gusta, por supuesto) cuando le propone ir a las dos de la mañana a tomarse “unas copitas inocentes a mi casa” y que además se siente muy bien consigo misma cada vez que lo hace. Vamos, que la mujer tiene el tantra por las nubes y que si por ella fuera se ahorraba la cuota del gimnasio y se dedicaba a perder calorías entre las sábanas todos los días.

Y bueno, ya cuando le preguntan por el matrimonio y el compromiso, casi se le da la vuelta a la cabeza y empieza a emitir improperios cual niña endemoniada. Nada, que esas moderneces son para los blandos, ella no cree ni en la pareja fiel ni en el matrimonio porque esas son las típicas tonterías que hacen que la chispa de una pareja acabe por extinguirse y se pierda todo el romanticismo. Yo me he quedado a cuadros… y mira que me la imaginaba del club de las estrechas.

Sitio Oficial | Maxim

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

13 comentarios