Síguenos

Jonathan Rhys Meyers


A Jonathan Rhys Meyers definitivamente le está pasando factura lo de ir por la vida empinando el codo más de lo normal. Ya sabíamos que el actor tenía aficción por ir rebañando los culos de los botellines pero de ahí a ingresar por cuarta vez en rehabilitación… hay un paso. Y creedme que lo hay porque él quiere, porque si le hubiese puesto ganas desde el principio no se andaría con tonterías ahora de que si me rehabilito que si me dejo de rehabilitar.

Al parecer, tras protagonizar numerosos altercados (especialmente en aeropuertos), la novia de Jonathan Rhys Meyers (que todo sea dicho, está hasta las cejas de dinero porque es la heredera de la firma Urban Retreat) Reena Hammer, le presionó para que volviera a recurrir a manos profesionales para controlar su pequeña y peligrosa afición a la bebida, e ingresó de nuevo en una clínica londinense que abandonó sin completar su tratamiento argumentando que tenía compromisos de trabajo.

Cosa que por otro lado no me creo porque es precisamente la bebida la que le está haciendo quedarse sin curros a día de hoy, porque acaba de ser sustituido por Jared Leto como imagen de Hugo Boss y las malas lenguas (malas pero muy coherentes) dicen que lo más lógico es que haya pasado porque la empresa no quiere mojarse más con él y pasa de que vaya dando la imagen de borracho, que igual se piensan que hasta se bebe las fragancias de Hugo Boss de dos en dos.

O te pones las pilas querido o al final tu única fuente de ingresos te la van a dar ‘Los Tudor’

En Poprosa | Jonathan Rhys Meyers entra en rehabilitación

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario