Síguenos

EstherCañadas.jpg

Si es que los años no pasan en valde para nadie y mucho menos para las modelos que pronto se ven desbordadas por las nuevas generaciones de pieles tersas. Pues esto mismo le ha pasado a Esther Cañadas que a sus 31 años ya no se ve como la bella joven de labios siliconados que conquistaba pasarelas y carteles publicitarios hace unos años.

Será por todo ellos por lo que recientemente ha declarado a un periódico italiano que se siente fea y que si tuviese que darse una puntuación a lo sumo se da un 5, quizá un 6 si está bien maquillada (si es que el maquillaje hace milagros). Y yo la verdad que estoy plenamente de acuerdo con ella porque ésta siempre ha sido de esas modelos que no me acaban de convencer y lo mismo me pasa con otras como Kate Moss que depende de cómo las mires pueden parecer incluso feas, supongo que para gustos los colores. Nada, todo es cuestión de echarte un nuevo ligue que te vea estupenda de la muerte o sino un par de retoques por aquí y por allá y otra vez divina y estupenda, aunque yo creo que sería suficiente con engordar algunos kilillos porque últimamente parece la radiografía del silvido.

Vía | El Periódico

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario