Compartir
Publicidad

Tenían razón los Mayas, el fin está aquí: Ana Obregón, la literata

Tenían razón los Mayas, el fin está aquí: Ana Obregón, la literata
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No doy crédito queridos, no doy crédito. Siempre he sido ilusa con todo eso de las predicciones del fin el mundo, del minenalismo que va a llegar y de los extraterrestres que vienen y se llevan a gente. Pero no, desde hoy mismo tengo que confesar que creo firmemente que los Mayas tenían razón y que el mundo se acaba este año. Primero #acampadaLoewe y ahora la señal definitiva es Ana Obregón publicando una autobiografía.

Ahora quiero desnudarme yo. Necesito quitarme este disfraz de lentejuela que me han puesto, porque me aprieta el alma

Ay, madre, ay madre, que empezando así una no sabe si va a leer una porno o las memorias de la reina del brilli-brilli. O lo mismo son las dos cosas. Ella, Ana Obregón, bióloga, actriz, cantante, productora, empresaria, mujer enamorada y madre y miles de cosas más tiene tanto que contar. Ella que tuvo a sus pies a Alberto de Mónaco, el soltero que una vez fue indomable.

Hay una Ana dentro de muchas Anas, pero la Ana que bailó el vals con el heredero al trono de Montecarlo es la misma que salió con un stripper, porque no importa cuantas Anas haya, a mi corazón nunca le importó el quién eres sino el cómo eres.

Sé que no hablamos de ella habitualmente, que como mucho seguimos impactados por el DJ Alex Lecquio, pero este documento literario cercano en calidad al ‘Quijote’ o desde mi punto de vista más similar a ‘En busca del tiempo perdido’ de Marcel Proust (pero sin magdalena) no puede quedar impune sin alabar. Yo ya tengo hecha una pre-compra que no me quiero quedar sin ella. Ya le tengo sitio en la estantería, entre las obras completas de William Shakespeare y mis Harry Potter. Os dejo con una última perla, la conquista de Steven Spielberg. Cuán insulsa es mi vida que nunca se parecerá a la de Ana:

Me gustas mucho – me dijo Spielberg – pero tengo novia. Tu eres una chica muy especial, nunca podría prometerte algo que no te puedo dar. En ese momento, me entraron ganas de llorar.

Ahí queda eso. Arreglad vuestros asuntos, que el mundo se acaba.

Vía | Hola
En Poprosa | Alex Lecquio MC. El mineralismo ha llegado
En Poprosa | MC Alex Lecquio reincide, y esta vez ni tan mal, en serio te lo digo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos