Bio: Heath Ledger. Why so serious?

Sigue a

Heath Joker

Mañana soleada en Gotham City. En un cruce solitario vemos a un extraño personaje de roñoso traje morado mal llevado de espaldas a nosotros. Tan extraño personaje empieza a andar hacia un edificio cercano. Su caminar resulta inquietante, entre la despreocupación, la decisión y la locura. Se trata de Heath Ledger travestido en cuerpo y alma como uno de los grandes iconos pop de nuestro tiempo: el Joker. Todos los que han visto ya El Caballero Oscuro coinciden en que la interpretación de Ledger es portentosa y que, salvo sorpresa mayúscula, su nombre estará presente en la próxima ceremonia de los Oscars. Su nombre estará pero él no ya que una sobredosis se lo llevó por delante una noche de enero de este 2008. Este papel y su prematura y dolorosa muerte lo están conviertiendo en mito. Heath Ledger, he aquí su historia.

Heathcliff Andrew Ledger nació el 4 de Abril de 1979 en Perth, ciudad del oeste australiano, y murió la madrugada del 22 de Enero de 2008 (todavía no tenía ni 29 años) en Manhattan, la isla en forma de jamón que es el corazón de la capital del mundo, de NYC. Sus padres, Kim, piloto de carreras en su juventud e ingeniero de minas de profesión, y Sally, maestra de frances en un insituto de Perth, eran grandes admiradores de la obra ‘Cumbres Borrascosas’ de Emily Brontë (lectura recomendadísima para todos los lectores de Poprosa, por cierto) y le bautizaron, como también hicieron con su hermana Katherine, con el nombre de uno de los protagonistas del clásico victoriano.

Heath Matilda

El pequeño Heath (nadie le llamó nunca por su nombre completo) no era un niño muy sociable y abierto pero la situación empeoró gravemente cuando, contando sólo con 10 años, sus padres se divorciaron. Heath entró en un mutismo del que sus progenitores intentaron sacarlo a través de múltiples actividades extra-escolares: el hockey hierba lo consiguió en parte, en el teatro descubrió su vocación. Tan fuerte se convirtió su pasión por la actuación que con sólo 16 años, acompañado de su amigo Trevor DiCarlo, cruzó el eterno e inabarcable desierto australiano para establecerse en Sidney y buscarse una carrera como actor.

Como los de cualquier actor que se precie, sus comienzos en el medio fueron complicados: anuncios, secundario en obras de teatro y figurante en series de televisión. Pero el tesón de Ledger se vió finalmente recompensado con el papel protagonista de ‘Roar’, una serie en plan ‘Hercules’ o ‘Xena’ que no tuvo mucho éxito (sólo tuvo una temporada) pero que llamó la atención sobre él y le permitió dar el salto a Hollywood con ‘10 Razones para Odiarte’, una versión sui generis de ‘La Fierecilla Domada’ de Shakespeare en la que compartía cartel con los también prometedores Julia Stiles y Joseph Gordon-Levitt y en el que su papel de inadaptado de high school le venía que ni pintado. La película no era gran cosa pero Ledger nos dejó una escena mágica, una escena que todos hemos soñado con poder realizar en la realidad con la chica que nos gustaba y que nunca tuvimos el valor de hacer, y se convirtió en el ídolo de miles de adolescentes.

Sin embargo Heath seguía en cierto modo siendo aquel niño tímido y huidizo del oeste australiano y rechazó sistemáticamente todos los guiones de comedias adolescentes que le empezaron a llover. Esto le hizo pasarse el año 2000 practicamente en blanco… para volver como un ciclón en 2001 convertido en el hijo de Mel Gibson en ‘El Patriota’, el de Billy Bob Thorton en la durísima ‘Monster’s Ball’ y un caballero rockero en la curiosa ‘Destino de Caballero’ acompañado por la bella Shannyn Sossamon y las canciones de Queen, una peli que lo convirtió definitavamente en una estrella de Hollywood… con todos los pros y los contras que eso acarrea.

Por su trayectoria profesional y por estar saliendo con otra estrella como Heather Graham, Ledger se convirtió en objetivo de los paparazzi. Más aún cuando Ledger solía perder los estribos con la prensa y montar diversos altercados que eran acogidos con gusto por los editores de las revistas. Harto de esta situación dejó a Graham y se volvió a Australia para rodar ‘Ned Kelly’, el biopic de una leyenda australiana equivalente a un Robin Hood inglés o un Curro Jiménez patrio. No resultó ser una gran película ni Ledger hacía la actuación de su vida pero durante el rodaje conoció a Naomi Watts, que se convirtió en su nueva chica. La relación no duró mucho pero si lo suficiente para que la rubia le convenciera de que aceptara el papel del vaquero gay Ennis del Mar en ‘Brokeback Mountain’.

La cinta de Ang Lee no hubiera pasado de ser un telefilme más de los que echan por A3 los sábados en la sobremesa de no ser por el lirismo y buen gusto del director y las brutales interpretaciones de Jake Gyllenhaal y, sobretodo, un monumental Heath Ledger. Parecía dificil que Ledger pudiera meterse en la piel de Del Mar, un vaquero homosexual reprimido del Texas profundo, pero la introspección y mutismo del personaje eran tan parecidos a los suyos propios que hizo el personaje suyo de una manera increible y sólo la portentosa imitación que Philip Seymour-Hoffman realiza de Truman Capote en la peli homónima impidió que Ledger le arrebatara el honor de ser el ganador del Oscar al Mejor Actor más joven a Adrian Brody.

Heath del Mar

Pero Brokeback Mountain no sólo fue un éxito profesional para nuestro protagonista sino que supuso un giro en su vida personal: conoció a la preciosa y angelical Michelle Williams, que en la película interpretaba a la sufrida esposa de Del Mar y que después de la misma se convirtió en la novia de Ledger y, posteriormente, en la madre de su hija Matilda Rose.

Heath y Michelle parecían la pareja perfecta pero, sin embargo, en septiembre de 2007, mientras Ledger ya estaba metido en la piel de El Joker, un nuevo hito en su carrera profesional, se anunciaba su sorpresiva ruptura. El stress por el duro rodaje de El Caballero Oscuro y su corazón roto (que ni Gemma Ward ni Mary-Kate Olsen pudieron reparar) le metieron en las pastillas, la única manera que tenía para dormir. Una mala combinación de ellas provocó que el 22 de Enero de este 2008 no se despertara.

De su muerte (que en Poprosa confirmabamos antes que los grandes blogs yankees del ramo) ya hemos hablado largo y tendido a lo largo de estos meses por lo que sería redundante volver sobre los escabrosos detalles de la misma y más teniendo en cuenta que el caso quedó oficialmente cerrado hace escasos días.

Hoy, los españolitos, casi con un mes de diferencia, podremos verlo en las pantallas de nuestros cines dándole la réplica a Christian Bale convertido en cuerpo y alma en el psicótico Joker. Sin embargo no será la última vez que podramos verlo en un cine ya que cuando aconteció su muerte estaba en un descanso del rodaje de The Imaginarium of Doctor Parnassus, su nueva colaboración con el legendario Terry Gilliam, que podremos ver el próximo 2009.

Heath and Michelle

Y esta aquí este repaso a la vida, obra y muerte de Heath Ledger, una especie de James Dean o River Phoenix de nuestros días ¿le reconocerá la Academia con una nominación póstuma como hiciera con el rebelde sin causa? En unos meses lo sabremos.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

6 comentarios