Sigue a

Miley-Cyrus


Supongo que más de un niño estará odiando con toda su alma a sus padres por no hacerle una fiesta de cumpleaños como la que los padres de Miley Cyrus han montado con motivo de su 16 cumpleaños y que ya os avisamos por aquí anteriormente.

Y es que no todo el mundo puede permitirse festejarle en forma privada, cerrando Disneylandia para ella sola.
Durante ese día solo lo pudieron disfrutar la cumpleañera y sus invitados.

Que quien dice invitados habla de todo un pueblo, porque al cumpleaños asistieron nada más y nada menos que mil invitados entre amigos, familiares, famosos y gente que pagó hasta 250 dólares para entrar.
Entre las caras conocidas que asistieron al cumpleaños de Miley, que en realidad es el 23 de noviembre pero han decidido adelantarlo, estaban Cindy Crawford, Tyra Banks y Jennifer Love Hewitt que decidieron pasarse a darle un buen tirón de orejas.
Miley-Cyrus
Pero ahí no queda la cosa, además, tenía reservadas otras sorpresas para el cumpleaños: se subió al escenario, cantó cuatro de sus temas más conocidos, posó con el ratón Mickey y fue testigo de un espectáculo de pirotecnia que desplegó 16 velas gigantescas desde detrás del castillo de la Bella Durmiente.

En el momento más álgido, Miley subió a un escenario forrado de alfombra morada (su color favorito) y anunció ante todos los presentes que sus padres le habían regalado un cachorro (además de toda la parafernalia esta de Disney).

Y pensar que a mi mis padres como mucho me contrataban un payaso para que me tirara de la piñata…en fin, que injusto es el mundo.

Vía | El economista

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios