Steven Tyler

Dicen que los viejos rockeros nunca mueren pero Steven Tyler (cantante del mítico grupo Aerosmith y donante del 50% del material genético necesario para la creación de Liv Tyler) demostró ayer que si se pueden hacer daño, mucho daño.

El cantante, que cuenta ya con 61 años de rocanrol a sus espaldas, estaba en medio de un concierto en Sturgis (en la bella Dakota del Sur) moviéndose libidinosamente al ritmo de los acordes de ‘Love in an elevator’ cuando se trastabilló y cayó del escenario al suelo dándose un soberano tortazo. El concierto se tuvo que suspender pero, afortunadamente, el añejo voceras sólo sufrió finalmente heridas leves en cabeza, cuello y hombros y podrá volver pronto a subirse a los escenarios… aunque nos imaginamos que a partir de ahora tendrá más cuidado.

Vía | El País

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 0

Actividad de la comunidad