Compartir
Publicidad

El horror de la adolescencia: Jennifer Aniston llevó cresta

El horror de la adolescencia: Jennifer Aniston llevó cresta
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Y yo pensaba que mi adolescencia fue rarita, ahora va y llega Jennifer Aniston para descubrirnos que nada comparado con las anomalías estilísticas y paranormales que la tía se marcó, capilarmente hablando, en su época más chunga. Pero de una chunguez importante, ¿eh?

Nada del típico piercing para tocarle las narices a mamá que te da dos opciones al verlo: o te lo quitas, o el piercing y tú salís volando por la ventana. A lo que respondes con ese mínimo de sentido común que nunca abandona, agachando la cabeza y diciendo "sí, mamá". No, la Jenny se tiró uno de esos órdagos que hacen que a tu abuela le dé un telele al verte: se rapó la cabeza y se dejó cresta.

Al peinado de marras lo acompañó con un look gótico que en nada tiene que envidiar a las hijas de Zapatero, aunque ella lo hizo, según cuenta en una entrevista, por intentar reconciliar a sus padres, separados desde que ella era muy joven. Hombre, como estrategia no es mala, pero chica, ¿pelarte como un melocotón? ¿Gastarte medio kilo de gomina al día para mantener la cresta enhiesta? No sé yo si sale rentable...

Vía | Now Magazine Foto | Jen Aniston

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos