Síguenos

Kim Kardashian

Algunas parejas caen peor que una patada en la rabadilla. Los amigos hacen piña en su contra, tu familia no lo aguanta, hasta a ti te termina dando en el hocico que hay algo que no cuadra. Pero luego, por suerte, hay otros como Kanye West, que le ha sentado a Kim Kardashian mejor que un mes en un spa de cinco estrellas. Con un bebé encargado y esperando los papeles del divorcio como agua de mayo, estos dos están felices como un cerdo en un barrizal. Aunque parece que él se preocupa un poco demasiado

Kim nunca ha tenido problema en pararse con sus fans y firmar autógrafos, hacerse fotos y hasta pasar un ratillo hablando con ellos. Pero desde que está con a Kanye no le termina de hacer gracia que se dé esos baños de multitudes. No sabemos si será un maniático de los gérmenes que cree que contagiarán a su peque sólo de arrimarse a la barriga de su chica, pero lo cierto es que le ha parado los pies cosa mala.

Ahora soy más selectiva. Simplemente les digo, “lo siento, pero mi novio no me deja”.

No sé a vosotros, pero a mí se me ha quedado cara de mema cuando lo he leído. Vale, una cosa es que tu chico sea una buena influencia en el sentido de que aprendas que un bebé no tiene por qué ser tan público como su madre y que no hace falta tampoco que cada paso que des aparezca en la tele. Pero de ahí a que no le dejes pararse a firmar autógrafos hay un trozo, ¿no creéis?

Vía | The Sun
Foto | Facebook oficial de Kim Kardashian
En Poprosa | Kim Kardashian lleva los kilos de lujo en la portada de DuJour
En Poprosa | Decidido: dejo mi trabajo y me voy de nanny de Kim Kardashian

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario