Compartir
Publicidad

Sara Leal: la tortura de haberse convertido en la calienta camas de Ashton Kutcher

Sara Leal: la tortura de haberse convertido en la calienta camas de Ashton Kutcher
Guardar
6 Comentarios
Publicidad


Ahora nos arrepentimos ¿eh? Ahora… una vez que se los hemos puesto a Demi Moore más grandes que los que tienen as vacas de mi pueblo, ahora llega el turno del arrepentimiento y el perdón. O mejor que todo eso, de los momentos incómodos, de la presión de la prensa y de la sensación de ser la mala de la película, cargo que según leo por ahí no ostentas tú sola sino que lo tienes repartido con tu querido Asthon Kutcher.

Al parecer, Sara Leal tenía unas enormes ganas (que se han visto completamente frustradas) de acabar siendo famosa y apareciendo en los periódicos y las revistas. Y para eso siempre ha habido dos maneras: o te lo curras (el trabajo) o te le curras (al famoso). Ella optó por la versión fácil, que es la segunda, y los resultados bastante insatisfactorios por no decir penosos/casi nulos.

Desde que decidió gritar a los siete vientos que se había metido debajo de las sábanas con Ashton Kutcher, está sin trabajo y por lo visto el despido está relacionado con su affaire con él y con la mala imagen que está dando de la empresa. Pero es que no contentos con eso, la muchacha se fue a llorarle a su compañera de piso y ésta le estaba esperando con las maletas en la puerta: estaba cansada de que el teléfono solo sonase para Sara y no precisamente para llamarle bonita mientras se pinta las uñas de los pies. Vamos, que has metido el hocico en el panal y te has llevado tú solita la colmena entera, campeona.

Foto | 63174145@N08
Vía | Cuore
En Poprosa | Ashton Kutcher, agárrate los machos ¡Sara Leal ha hablado!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos