Sigue a Poprosa

Amy Winehouse


A mí de pequeño me enseñaron que eso de blasfemar y atentar contra la privacidad del prójimo en esta sociedad en la que vivimos no está bien visto e incluso si lo haces con alguien que tiene pelas, agallas y tiempo libre, puedes acabar en los juzgados por inventarte cosas. Pero chicos, cada día estoy más convencido de que algunos famosos viven en un mundo paralelo al nuestro en el que se rigen por sus propias normas que nada tienen que ver con las nuestras

¿Y a cuento de qué viene todo esto? Pues que a que Jonnathan Jeannevol, el ex novio de Amy Winehouse, se ha debido de ver falto de pelas y en un apuro económico y le ha estado dando toda la noche vueltas a la cabeza sobre como conseguir dinero de manera fácil y parece ser que la inspiración le vino de la mano de Amy Winehouse. Se dijo así mismo, si esta chica vende por sus escándalos, vamos a crearle uno más. Y a la mañana siguiente dejó caer así, como si nada, que lo de Amy con el sexo es una cosa sobrenatural. No nos lo podemos imaginar.

Según palabras textuales de Jonny “el ex”, Amy podría ser lo que a día de hoy consideramos una ninfómana, y en la cama resulta ser una bestia parda de esas que siempre quieren más y más y ningún hombre es capaz de satisfacerla. Y por eso, como según Jonny, él no era capaz de satisfacer todo su líbido, le toco incluso tener que compartirla con otros hombres para así poder dejarla satisfecha y él darse un respiro a su agitada vida sexual de pareja…toma ya.

Pero no sé si aquí lo que hay entre medias es dinero, ganas de dinero, publicidad, resentimiento o un poco de todo bien mezclado (y no agitado) porque curiosamente Amy estaba saliendo con él cuando conoció a quien es su actual marido, Blake Fielder-Civil, así que bien podría ser todo un ataque repentino de celos por darse cuenta de que igual no era la mujer de sus sueños pero, de seguir con ella, no tendría que vivir ahora del cuento, soltando bulos a la prensa para poder llevarse algo de comer a la boca.

Aisss madre, que tristes que somos a veces y lo rastreros que podemos llegar a ser…

Vía | Todo Corazón

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

16 comentarios