Compartir
Publicidad

Pink, diarios de una ninfómana descontrolada

Pink, diarios de una ninfómana descontrolada
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Cuidadito con sacar las cosas de contexto. Que sabemos que Pink tiene la lengua muy suelta pero eso no significa que la meta en todo lo que pilla por delante, para nada. Ella tiene su gusto y su criterio y no va por la vida ni de buscona ni de facilona, para nada. Lo único es que la pobre tenía ganas de meter el pie en el mundo del cine y al parecer esto es lo mejor que le han ofrecido o lo que más le ha interesado representar: el papel de una adicta al sexo o lo que comúnmente conocemos el resto de los mortales como una ninfómana de enciclopedia.

En la película, que se llama "Thanks for Sharing", dará vida a Dede, una mujer en tratamiento para superar su adicción al sexo. Y no lo hará sola, que va, porque comparte cartel con unos monstruos del mundo del celuloide. Vamos, que como se nota que va de enchufada porque empezar con su primera película compartiendo backstage con Gwyneth Paltrow, Mark Ruffalo y Tim Robbins... eso no lo hace cualquiera desde luego.

El director por su parte está encantado con ella, dice que es lo mejor que les podía haber pasado porque no hay nadie como ella para representar ese papel porque encarna todo lo que andaba buscando en una actriz para semejante azaña (vamos, lo típico que dicen estos casos para hacer la pelota al personal):

Es la combinación perfecta entre corazón y osadía para el papel de Dede y estamos emocionados por compartir su talento de actriz con el público

No hay nadie en este mundo más capacitado para hacer un papel de ninfómana así que Pink, querida, siéntete afortunada porque aunque a primera vista no lo parezca, eso que acaban de decir es un cumplido.

Vía | Cuore Foto | Pink en Facebook

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos