Compartir
Publicidad

¡Divorcio a la vista! Kim Kardashian y Kanye West tienen las horas contadas

¡Divorcio a la vista! Kim Kardashian y Kanye West tienen las horas contadas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si hasta ahora creíamos que lo de Kim Kardashian y Kanye West era un culebrón en toda regla, lo que estamos viviendo ahora deja todo lo anterior en telenovela apta para todos los públicos. Recapitulemos. Hace nada, como quien dice, a Kanye le dio un brote psicótico estando en casa de su entrenador personal y llegó a intentar agredir a uno de sus asistentes, haciendo que tuvieran que asistir, además de la ambulancia, los bomberos y demás parafernalia para conseguir atarlo a la camilla debido a lo que se estaba resistiendo. Pero esto es sólo el comienzo.

Kim estaba en Nueva York —todo esto fue en Los Angeles—, a punto de emerger de las cenizas de su retiro cual ave fénix chonesco y al enterarse de que su marido estaba al borde del parraque mental, lo dejó todo y cogió un avión para poder estar a su lado. Kanye fue ingresado en la planta de psiquiatría del UCLA Medical Centre, donde Kim fue a visitarlo, pero ya desde un primer momento el diagnóstico inicial que le hicieron in situ de deshidratación y falta de sueño se cayó por su propio peso, y las cosas empeoraron considerablemente.

❤️

Una foto publicada por Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Parecía que Kanye sólo iba a permanecer una semana hospitalizado, pero nada más lejos de la realidad. Aunque con el paso de las horas fue comprendiendo la necesidad de las ataduras durante el traslado al centro médico, parece que el trastorno que padece va más allá que la falta de sueño que se le diagnosticó en un primer momento.

Se esperaba que el rapero abandonara el hospital ayer mismo, pero los médicos no le han dado el alta y, por el contrario, han recomendado que inicie un tratamiento terapéutico debido a que su estado mental, que inicialmente presentaba un alto nivel de paranoia hasta el punto de que no dejaba que ni los doctores lo tocaran, todavía es altamente inestable.

Tonight

Una foto publicada por Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

¿Y cómo está llevando todo esto Kim Kardashian? Pues aquí es donde viene la bomba. Las cosas no iban bien entre ellos antes de que Kanye se nos fuera de madre, de hecho sus amigos aseguran que puede ser uno de los detonantes de su crisis. Pero por lo que acaba de saltar a la palestra, parece que Kim ya está preparándose para divorciarse de Kanye West en cuanto se recupere de este bache.

Parece que la hospitalización de Kanye ha sido la gota que ha colmado el vaso. No, no el hecho en sí mismo, sino las semanas de comportamiento raro, errático y desconsiderado que ha tenido previamente y que al final han hecho que colapse. Por no hablar de que ella tampoco lo está pasando precisamente bien desde el atraco, y que Kanye tuvo que volver a retomar su gira poco tiempo después del incidente, algo que Kim no ha llevado precisamente bien.

Además, Kim estaría bastante harta de la cantidad de veces que Kanye la ha puesto en evidencia y la ha abandonado a su familia para que sea ella la que la cuide. Así que al final, es una cosa tras otra tras otra y es lógico que cuando todo se acumula, llegue un punto a partir del cual se diga: "hasta aquí hemos llegado".

Yep we were really taking selfies the whole time and they are all up on my app! Link is in my bio. KimKardashianWest.com

Una foto publicada por Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Kim se quedará al lado de Kanye mientras él pasa el tratamiento. Pero se divorciarán en los próximos seis meses. Ella esperaba que Kanye mejorara por su propia cuenta de alguna forma, que lo soportaría y punto, pero ya no tiene fuerza para apoyarlo.

Kim se ha mudado con su madre, Kris Jenner, que parece estar insistiéndole en que aguante el tirón y permanezca con Kanye —seguramente por intereses económicos, ya sabéis cómo es esta mujer—. Kris asegura que el padre de sus hijos va a estar en tratamiento durante mucho tiempo y que el lugar de Kim es junto a él. Y claro, los niños andan un poco confusos sobre todo esto, especialmente North, que ya tiene 3 años, y su madre, parece ser, le ha dicho que papá está de vacaciones.

El hecho de que Kim esté valorando el divorcio no significa en absoluto que no esté cuidando de Kanye. Lo visita a diario, pasa el máximo tiempo posible con él y está siendo un gran apoyo para su —de momento— pareja. De hecho, ha aplazado su regreso a la vida pública y sigue sin dar señales de vida en las redes sociales, así que no podemos decir que no esté centrada en superar todo esto en lugar de intentar rentabilizarlo monetariamente, que viendo como ha sido su vida hasta ahora, parecería lo más lógico.

Girls day!

Una foto publicada por Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Así que entre que el matrimonio ya tenía problemas antes del atraco, que a Kim la dejó muy tocada todo aquello, que Kanye la dejó un poco de lado porque tuvo que volverse a la gira, que llevaba semanas comportándose de forma muy extraña, y que al final ha terminado en un hospital recibiendo tratamiento psiquiátrico, no sé qué pensáis, poproseros, pero aquí no parece que vaya a haber amor para toda la vida. Lo único a preguntarse es: ¿seis meses, más, o menos?

Vía | Celebsnow
Fotos | Instagram de Kim Kardashian
En Poprosa | Al pobre Kanye West ya no le da más de sí la vida: ¡ingresado por una urgencia psiquiátrica!
En Poprosa | Kim Kardashian quiere tres, pero no más embarazos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos