Síguenos

Kim Kardashian

Rara es la ruptura que no sea dolorosa, aunque sí que es cierto, y no sé si a vosotros también os ha pasado, que cuanto más corta es la relación, más fácil es decir “anda a paseo”. Pues Kim Kardashian no lo ve así. Porque a pesar de que su matrimonio con Kris Humphries duró telediario y medio, ella se ha pasado meses y meses llorando a moco tendido por su fracaso matrimonial. Vamos, que ha debido de llorar hasta hace tres días, como quien dice.

Cierto es que la chavala tampoco le ha dado demasiado bombo a cómo se sintió cuando el matrimonio más breve que se recuerda en el cotilleo mundial, pero chica, tampoco creo que diera para tanto. Setenta y dos días de casada no pueden ser igual de dolorosos de olvidar como la gente que lleva décadas, digo yo…

Kim ha sufrido como todo hijo de vecino cuando rompió con Kris, pero qué queréis que os diga, poproseros, a mí que diga que se ha pasado meses y meses llorando como un Nenuco me chisca un poco. Y más aún que defienda su matrimonio de la manera en que lo hace.

Esas bromas ya no funcionan, porque la realidad es que he estado casada por casi dos años. Así que no han sido 72 días, han sido casi dos años.

Pero a ver, alma cándida, una cosa es que todavía no hayas conseguido sacar adelante el proceso porque – ¡ojo! – tu marido no quiere el divorcio, sino una anulación alegando que ese matrimonio ha sido un fraude que apestaba a la legua. Y otra muy distinta es la realidad, que a partir de los 72 días lo dejasteis a pesar de que los papeles estén tardando tanto.

Vía | AceShowbiz
Foto | Facebook oficial de Kim Kardashian
En Poprosa | Kim y Kourtney Kardashian amenazan con liarla parda en Miami
En Poprosa | Kim Kardashian y Kanye West: otra “k” más en nuestra vida no, por favor

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario