Sigue a Poprosa

Si es que lo de ser pudorosa no es una cualidad que se pueda achacar a Heidi Klum, pero claro con semejante cuerpo, también lo entiendo. Esta vez ha vuelto a sorprender, ya que en el programa de Ellen DeGeneres donde, después de hablar de su embarazo y de que a finales de mes ya sabrá el sexo del bebé, decidió donar el vestido que llevaba puesto a The Humane Society, una organización benéfica.

Pero claro, la modelo no esperó a estar detrás de las cámaras para quitérselo, no, no, nada de eso, se lo empezó a quitar en medio del plató ante la atenta mirada del público y, sobre todo de Ellen que vio el cielo por un momento cuando se desprendió de los tirantes tapada únicamente por una servilleta.

Al final como bien pudimos ver de improvisación la escena tenía más bien poco, ya que en seguida apareció un biombo donde Heidi acabó de desvestirse para entregar su vestido de la diseñadora Alice Temperley para ser subastada por ebay. Luego apareció con un albornoz y sus taconazos (arreglada pero infromal) momento en el que todo el público aplaudió de buena gana.

Me parto con esta mujer.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios