Compartir
Publicidad

Huracanes a Christina Ricci los que quieras, pero bikinis...

Huracanes a Christina Ricci los que quieras, pero bikinis...
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

Amo a esta chica, es de esas que lo tiene todo tan bien puesto y se le ve con tanta seguridad que parece mentira que en su tiempo llegase a tener la autoestima por los suelos debido a la anorexia que tuvo. Christina Ricci no tiene miedo en reconocértelo y seguramente sea una parte de su pasado de la que nunca renegará pues como ella misma dice, aunque lo hayas pasado siempre te quedan secuelas que son difíciles de ignorar por completo. Y eso en parte tiene que ver con la nueva serie que protagoniza, Pan An, una serie de azafatas de los años sesenta que hará las delicias de los cada vez más amantes de lo retro.

Porque no nos engañemos, tanto Christina Ricci como yo sabemos que a día de hoy los mejores productores y guionistas están en la televisión, en las series a las que nos enganchamos día sí y día también. Y si a eso le sumamos que estamos delante de una consumidora empedernida de las series, que es capaz de pasarse delante del televisor horas y horas haciendo pilates y absorta en uno de sus realitys preferidos, Dance Moms Marathon, normal que se muriese de ganas porque le dieran un papel en una de ellas. Dicho y hecho.

Eso sí, lo de enfundarse bikinis dice que no ha sido tan fácil:

Me solía sentir insegura, es el peor sentimiento que hay en el mundo, hice muchas cosas para evitar sentirme como una mierda conmigo misma. No me voy a castigar si no me sienta un bikini como a la media.

Y es que es normal, este tipo de problemas dejan secuela y por mucho que le digamos lo fantástica que está, es difícil hacerle creer algo parecido a lo contrario. Eso sí, parece mentira que los bikinis le asusten y sin embargo los huracanes se la soplen de cabo a rabo, porque aquí la muchacha no tiene ningún problema en presumir de haberse quedado en casa durante el Huracán Irene que ha aterrorizado a Nueva York:

Fue muy emocionante. Nos dijeron que evacuáramos pero no lo hice. Mi compañera de piso es australiana y yo de LA así que ¿dónde íbamos a ir? Mientras la gente evacuaba, era una locura, yo le decía a mi perro: ¡vamos mea en el árbol! Sólo los inquilinos de siete apartamentos nos quedamos en el edificio, nos quedamos en casa comiendo galletas de queso y viendo Braveheart. Mi compañera se fue al gimnasio, porque durante los huracanes los gimnasios están vacíos, Y yo me quedé viendo Dance Moms Marathon ¡¡Es el mejor reality de todos los tiempos!!

Para huevos toreros, los de Christina Ricci.

En Vaya Tele | Pan An

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos