Síguenos

Eva Longoria


Tufillo o no tufillo, algo se esconde detrás de todo esto y no sé quién tendrá la culpa de las habladurias. Si bien hace unos días los empleados de la Corte de Texas afirmaban muy rotundamente que habían visto los papeles de divorcio sobre su mesa y que en ellos ponía claramente Eva Longoria y Tony Parker, acto seguido y como si tuviese una escopeta pegada al culo, el representante de la pareja salió al paso y dijo que todo eso era un bulo, una mentira y que si no les daba verguenza ir blasfemando por ahí como si nada.

Normal que se ponga así si de verdad era mentira, porque es que los susodichos dieron todo tipo de detalles al respecto: el encargado de presentar los papeles habría Tony Parker mientras que ella estaba preparándose para presentar otra demanda de divorcio por su cuenta, siendo la razón de todo este berenjenal una supuesta infidelidad de Parker, que había cogido totalmente por sorpresa a Eva Longoria.

Y con el rabo entre las piernas, los trabajadores negaron lo que habían visto y dijeron que igual es que se habían equivocado, que puede haber más gente que se llame como ellos (...). Y claro, como comprenderéis todo huele un poco mal para ser sinceros. Yo personalmente no me creo lo del divorcio, porque en tres años que llevan casados nunca ha habido problemas (o al menos que nosotros sepamos) y siempre han dado una imagen bastante estable (si hasta nos confesaron que querían ser papás) Eso sí, torres más altas han caído y sin que ninguno de nosotros lo sospechara, por lo que estamos abiertos a cualquier cosa que pueda pasar.

Vía | Popcrunch
Foto | Shineglobal

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios