Compartir
Publicidad
Aquellos polvos traen estos lodos: no se han hecho esperar las reacciones a los discursos de los Globos de Oro
Cine

Aquellos polvos traen estos lodos: no se han hecho esperar las reacciones a los discursos de los Globos de Oro

Publicidad
Publicidad

Los Globos de Oro de este año han sido de lo más entretenidos que recordábamos desde que Benedict Cumberbatch y Michael Fassbender nos dejaron esta instantánea, y buena parte de culpa la han tenido tanto las meteduras de pata de algunos como los grandes momentos que nos han dejado otros. Y es que aunque uno se lleve un Globo de Oro a casa por ser un actorazo, sólo necesita dos minutos para quedar como un gañán.

Tom Hiddleston, uno de los actores británicos más deseados del momento, ganó un premio por su trabajo en 'The Night Manager', y salió a recoger su galardón haciendo gala —valga la redundancia—, hecho un pincel y haciéndonos suspirar por esa elegancia con que lleva el traje. Pero después de dar las gracias de rigor a managers, agentes, productores y demás, empezó a contar una historia que le iba a dar más quebraderos de cabeza de los que imaginó.

Básicamente, Tom contó que había estado en Sudán del Sur, ayudando "lo mejor que ha podido" a la gente de allí. Y que mientras estaba tomando una birra con los demás integrantes de la ayuda humanitaria allí presentes, se le acercó un grupo de médicos y enfermeras a contarle que habían visto de un tirón su serie, 'The Night Manager', mientras había un altercado armado.

Y ahí es donde vino lo que ha levantado más ampollas.

La idea de que yo pueda proporcionar algún alivio y entretenimiento para la gente que trabaja en estas ONGs, que están arreglando el mundo en sitios donde está roto, me hace estar enormemente orgulloso.

La cara de Christian Slater es bastante descriptiva sobre lo que sintió tanto la gente que estaba allí presente como las redes sociales, que echaron a arder con las declaraciones tan auto-indulgentes de Tom.

Sí, que lo que quería decir posiblemente es que a él le sirve mucho para seguir adelante saber que hay gente que está dejándose la piel por el mundo y que él puede ayudarles de forma indirecta a sentirse un poco mejor. Si nadie dice que no sea bonito. Pero quizá no era ni el momento, ni el lugar ni la forma de contarlo.

Le han caído tantas críticas que al pobre hombre le ha tocado salir al paso en su Facebook y ha puesto el siguiente mensaje para intentar apagar los fuegos que levantó su discurso de agradecimiento.

Sólo quería decir... Estoy totalmente de acuerdo con que mi discurso en los Globos de Oro de anoche estuvo expresado con muy poca elegancia. En realidad, estaba muy nervioso y mis palabras salieron erróneamente. Sinceramente, mi única intención era remarcar lo increíblemente valientes que son los hombres y mujeres que trabajan sin descanso para Unicef UK, Médicos sin fronteras y el World Food Programme, y los niños de Sudán del Sur, que aún consiguen encontrar esperanza y alegría en las condiciones más difíciles. Me disculpo por que mis nervios me jugaran una mala pasada.

Eva Mendes y Ryan Gosling

Justo en el otro extremo tenemos a Ryan Gosling, que arrasó en los Globos de Oro y nos dejó uno de los discursos más bonitos de la noche. En lugar de dar las gracias a productores y demás parafernalia, quiso dedicar el tiempo a agradecer su apoyo a su mujer, Eva Mendes.

Mientras yo estaba cantando, bailando, tocando el piano y teniendo una de las mejores experiencias de mi vida, mi mujer estaba criando a nuestra hija, embarazada de la segunda y ayudando a su hermano a luchar contra el cáncer. Si ella no se hubiera hecho cargo de todo eso para que yo pudiera tener esta experiencia, seguramente hubiera otra persona aquí, delante vuestro.

Y cuando tienes una pareja así, que delante de todo el mundo te pone por las nubes y te da las gracias por estar a su lado, tienes que decir algo de alguna manera. Eva es una chica discreta, y ha reconocido las palabras de su chico de igual forma.

Obviamente éste no fue mi momento favorito de la noche, pero sí mi estilismo favorito.

Ya os podéis imaginar cuál fue el momento preferido de Eva. El beso entre Deadpool y Spiderman mientras Ryan recogía el premio, ¿no?

Fotos | GTres
Vídeos | Youtube (1) y (2)
En Poprosa | Los momentazos que más nos gustaron de los Globos de Oro 2017
En Poprosa | El ascensor foto-matón de Instyle tras los Globos de Oro 2017 fue lo más grande

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos