Publicidad

Qué sería del verano si a nuestras famosas no se les escapara algún pecho...

Qué sería del verano si a nuestras famosas no se les escapara algún pecho...
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

El verano tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Por un lado y empezando por las malas, a todos los que nos toca currar no es nada agradable hacerlo con este calor y viendo como la mesa de el de al lado está vacía porque en estos momentos se encuentra chapoteando cual merluza atlántica entre ola y ola. Pero claro, cuando las tornas cambian y somos nosotros los que nos torramos en plena playa con nuestra protección del 15 (mal hecho, todo sea dicho) y nos ponemos guarros a tintos de verano... como que el asunto cambia de color.

Pero para unos y otros, creo que disfrutar de nuestras celebrities, de como se meten en el agua para refrescarse, de como saltan y bailotean esquivando las olas, de como lucen tipito veraniego después de estar flagelándose en el gimnasio durante todo el año y, por supuesto, de como inevitablemente el bañador les juega malas pasadas y asoma al mundo esas dos protuberancias que tienen por pechos... pues es un asunto que seguro que más de uno agradece ver a toda plana y color, que nadie somos de piedra incluidos los propios redactores.

in touch

Lindsay Lohan hace ya tiempo que perdió cualquier tipo de pudor en lo que a las fotos comprometidas se refiere ¿Que se le salen las mamellas? Pues a reír y hacer como si no ha pasado nada. Otras como Bar Refaeli no puede evitar tener que colocárselas para que no molesten ni distraigan, que a ver si a lo tonto se queda sin mojitos porque con el despiste todos los camareros acaban en la piscina. Miranda Kerr, como ya las ha enseñado amamantando a su hijo, no le importa que el mundo se las vea una vez más, que las que tienen (no como Avril Lavigne), lo disfruten.

in touch

Las huchas ya es algo que hay que afinar mucho para darnos cuenta, que con eso de que se nos mete tierra en el bañador, pica y se pega al trasero y hace falta separarlo para que no haga daño. Si no que se lo digan a Rihanna, que es costumbre ir poniendo morena la rabadilla por si los fotógrafos se la pillan. Otras como Kim Kardashian directamente optan por comprarse bañadores en los que lo raro es que no se vea y Sienna Miller ni lo uno ni lo otro, que el agua al salir del barco le jugó una mala pasada.

in touch

Y ya para rematar, las hay que tienen que mirárselo todo para asegurarse que sigue en su sitio, como la Kournikova que le encanta echarle un ojo a sus profundidades más bellas o a Paris Hilton que se ríe ella de quien dijo que lo de ir depilada era lo más cómodo: con lo que pica eso... Pero nosotros no nos salvamos tampoco, que Scott Caan no deja nada a la imaginación y te lo enseña todo a la mínima que te descuidas o Santi Millán que le dijeron de bien chico que en verano a los pájaros hay que hidratarles bien y su canario no iba a ser menos.

Foto | In Touch

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir