Publicidad

Melyssa monta en cólera tras la hoguera de 'La Isla de las Tentaciones 2' porque la tablet se ha quedado sin almacenamiento de la cantidad de vídeos de Tom que hay para ella

Melyssa monta en cólera tras la hoguera de 'La Isla de las Tentaciones 2' porque la tablet se ha quedado sin almacenamiento de la cantidad de vídeos de Tom que hay para ella
Sin comentarios

Melyssa no ha podido soportar en este segundo programa de 'La Isla de los Guarrosos' el chupeteo de cuello entre Luzma y Tom. Desde que ha escuchado a Sandra decir que hay imágenes para ella, la expresión de Melyssa Pinto ya se había convertido en cara de tener gastrointeritis aguda de esas en las que te sale el Aquarius por las orejas. Pues de ahí a peor.

Melyssa ha montado un chicken (pollo) solo a la altura de los que te coges con el portero de la discoteca cuando no te deja entrar porque ha notado que el último chupito te sobraba... Y es que Tom Brusse, a pesar de que el español sea su segunda lengua, le ha cogido el ritmo a esto de zorrear y estar con diez chicas a la vez la mar de bien, como si llevara haciéndolo toda la vida, que es lo que empezamos a sospechar.

Melyssa

Melyssa iba más asustada a la hoguera de 'la tablet de las maldiciones' que un teleñeco a una colonoscopia (después de que todo marionetista le haya metido la mano, ya sabes, ahí) y tenía motivos, porque el programa tiene un arsenal de vídeos de Tom como para temario de unas oposiciones.

Sin embargo, su novio parecía más preocupado por llegar a tiempo a la fiesta de después que porque su Mely iba a ver las imágenes... ¡Si tampoco son para tanto, solo sale con una lengua del tamaño de un chicle de los que se enrollan recorriéndole todo el jepeto!

"Hijo de la gran puta", "cabronazo", "ojalá lo vean tus padres para que vean la vergüenza de hijo que tienen", "le odio", "me quiero ir" decía Melyssa, entre otras muchas palabras de agonía, mientras que caminaba por un pasillo de antorchas por el que parecía que iba a salir de un momento a otro Christofer para limpiarle el parabrisas y venderle unos pañuelos para que se secara las lágrimas.

"Los tontitos son los peores", decía la Penélope Cruz de Montequinto en un gran análisis psicoanalístico de la situación ante un rímel nada waterproof de Melyssa que se arrancó los tacones. No para bailar bulerías, sino para correr playa adentro llorando como una descosida y mientras que el disc jokey volvía a elegir una acertadísima canción que decía "wellcome to the final show" ('Sign of the Times' de Harry Styles). Se dice que el equipo del reality ha tenido que poner un bote común para pagar la ampliación de espacio de almacenamiento en iTunes para que puedan caber todas las imágenes de Tom.

Y es que en el avance ya se ve como Mely mueve cielo y tierra para apañárselas y llegar a la villa de los chicos y así poderle cantar las cuarenta a Tom Brusse, al que la lengua le ha jugado una mala pasada (y no por ser la segunda, precisamente). La crack, sin Google Maps, lo ha conseguido. Para que luego digan que el amor no mueve montañas, todo lo contrario, te mueve hasta 'Villa Montaña' (donde viven los guarrosos de los novios con las tentadoras, la chihuahua y la asitática con las vacaciones pagadas por no hacer nada).

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios