Publicidad

El pelotazo de Rafa Nadal sobre Federer que ha puesto del 'revés' a David Broncano en 'La Resistencia'

El pelotazo de Rafa Nadal sobre Federer que ha puesto del 'revés' a David Broncano en 'La Resistencia'
Sin comentarios

Tener a Rafa Nadal en un programa de televisión debe ser como recibir en casa el paquete de AliExpress: algo que llevas tanto tiempo esperando que, cuando llega, hace que tu vida tenga más color, más sentido... Pero tengo la certeza de que Rafa, en persona, no cambia tanto... Seguro que esos músculos son iguales de auténticos en sus fotos de Instagram que en el tú a tú.

Esta sensación cercana al Nirvana, a un agudo de un coro gospel, la vivió ayer David Broncano, recibiéndolo como invitado de honor a su programa, cuyo guión debe estar escrito en una servilleta y la señal de estar en el aire debe ser un eructo de algún regidor.

Obviamente, no estamos hablando de una entrega al uso del show mamarracho más pachacho, de hecho, si Nadal no puede ir a Mahoma, Mahoma Broncano y todo su equipo cogen el petate para ir a ver a Rafa Nadal, es decir, a Mallorca. Esa isla que se construyó alrededor del Dios del deporte español. ¡Viva Rafa!

Si el tono habitual en el programa de Bertín Osborne es el compadreo, el marujeo entre cuñaos, en el de Broncano es el vacileo, las pullitas como vehículos comunicativos y el ser un cabrón como modus operandi. Y así fue entre el tenista y el humorista, que no pararon de hacer mención a Roger Federer, el favorito de David, demostrando una gran sintonía entre ambos.

"Nunca me ha hablado de ti. No sé si sabe quién eres. Creo que no se acuerda de ti. Tengo ese feeling", respondió Nadal acerca del ídolo del presentador, haciéndole añicos el corazón a Broncano. Más o menos como cuando a una tronista le arrancan las extensiones o a un pretendiente cuando un pantalón no le queda lo suficientemente pitillo.

"¿Qué dices? Pregúntale por mí", le pidió el conductor del programa más cohambroso de la tele, mientras se quedaba perplejo y recordaba nostálgico que le entrevistó no hace mucho. El mallorquín se comprometió a llamarle luego, no podía hacer otra cosa teniendo a David a su lado mirándole con ojitos de 'Little Pet Shop'.

Captura De Pantalla 2020 10 28 A Las 16 13 34

Nadal y Broncano echaron un partidazo de tenis. La buena noticia es que la operación de no sudoración excesiva del presentador ha funcionado: ni rastro de camachos (lagos que salen bajo los sobacos). La mala es que casi echa el corazón por la boca intentado seguir el ritmo "a cien de intensidad, no tiene otro" de Nadal. Los directivos ya estaban buscándole sustituto. Christian Gálvez, como presidente del club de 'presentadores olvidados', lo estaba viendo desde casa frotándose las manos...

El presentador de 'La Resistencia' (el programa, no el team de negacionistas de Bosé) estaba tan ilusionado como un niño pequeño en la cabalgata de Reyes (asintomática este año) por haber dormido en la academia del mismísimo Rafael Nadal, concretamente en la 'Suite Rafa', a escasos metros de la 'Suite Federer', que es la que hubiera deseado su fan mojabragas (no sobaquinos) más especial, el Pachacho.

Captura De Pantalla 2020 10 28 A Las 16 17 15

Luego, David, que también es humano, ha confesado que no se hubiera sentido bien durmiendo en otra, teniendo en cuenta que estaba en la academia fundada por el español (y no por el suizo). Eso sí, en mitad de la noche, según ha contado el presentador, le ha sido un tanto extraño encontrarse una fotografía gigantesca de Nadal (y unos músculos que creíamos que no existían) celebrando un punto.

El tenista, con un tono de piel apto como para un cameo en la canción del mundial de Sudáfrica de Shakira, también ha hablado de su relación con Gerard Piqué: "Nos llevamos bien también. Es de agradecer que alguien de fuera de nuestro mundo invierta en nuestro deporte. Es positivo sin duda", ha dicho sin mucha ilusión aunque, como bien sabemos, es su tono. ¿Que le hace igual de encantador? Pues también.

Pero vais a flipar: el tenista, antes de arrancar uno de sus coches deportivos, se coge su Kia, uno que debe tener desde la facultad. ¿Por qué es un poco catalán y es un poco agarrao'? ¡Not! Porque le es más cómodo. Si es que los españoles tenemos en nuestro ADN lo de ser campechanos, y más nuestro Rafa, que va en un coche de baja gama a comprar el pan pasando del lujerío.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios