Publicidad

'Pin', pon, fuera: Laura Sánchez se convierte en la séptima expulsada de 'MasterChef Celebrity 5'

'Pin', pon, fuera: Laura Sánchez se convierte en la séptima expulsada de 'MasterChef Celebrity 5'
Sin comentarios

Josie fue el mejor de la prueba de exterior por equipos en Extremadura, donde diseccionaron con gusto a un cerdo del tamaño de un pony con muchos petisuis comidos. El gran rey del pitiminí ha llegado al plató con una corona de plumas a lo 'Village People' tras la victoria que le iba a librar por fin de 'fosear', es decir, jugársela con el delantal negro.

A pesar de ese pavoneo real, Josie ha demostrado ser cero gallina con su decisión sobre el premio envenenado que le habían servido en bandeja de plata los hijos de la grandísima fruta de los jueces.

El estilista, diseñador y fan de la Princesa de Éboli tenía que elegir si vestir delantal negro con el equipo perdedor (la Terremoto de Alcorcón, Gonzalo Miró, Laura Sánchez, Ainhoa CantaOpereta y Nicolás Coronado) o mandar al suyo a jugársela en la prueba de eliminación, una banda liderada por él mismo y acomodada en el balcón de la victoria gracias a su gran capitanía.

El más glamouroso de las cocinas (y vendedor de productos de belleza con babas de caracol) ha optado por ser valiente. Hombre, no esperábamos menos que valentía y arrojo del hombre que es capaz de despelotar a Cristina Pedroche cada nochevieja y vestirla del hombre de hojalata al año siguiente.

De este modo, Josie ha decidido luchar en el foso para que su equipo rojo (Celia, Flo, Raquel Meroño y Juanjo Ballesta) siguiera disfrutando mientras ven los toros de los fogones desde la barrera. Un gesto de lo más emotivo que ha hecho que todos sus compañeros lo apoyaran y lo respaldaran bajando de la galería, como super amiguis que son, a casi mantearlo. Pero la Villalobos ya no está para esos trotes.

Los delantales negros han tenido que cocinar un postre que, sin azúcar, tenga un sabor dulzón quasi empalagoso, como si fuera una agenda llena de frases motivadoras de Mr. Wonderful. Se supone que los aspirantes a ser los famosillos más pintones, a la hora de celebrar cenas con las socialités (no las de María Patiño), han tenido que usar las frutas y otros alimentos dulces por naturaleza como sustitutivos del azúcar. Me reitero en cuanto a los jueces... ¡Serán hijos de fruta!

Los mejores postres han sido el strudel de Nicolás Coronado y el trifásico de mango de Josie. Los platos de Ainhoa Arteta y la Terremoto de Alcorcón han sido de aprobado raspado por los pelos, pero los de Gonzalo Miró, que casi se inmola al no entregar el pin de la inmunidad, y Laura han tenido un sabor asintomático.

Por eso, la modelo onubense, Laura Sánchez, se ha convertido en la séptima expulsada. Gonzalo vuelve a ser el Cepeda de los guisos, pero no por lo de calvo, sino porque todo el que se enfrenta a él acaba saliendo expulsado/a, como el gallego en 'Operación Triunfo'.

Sin perder la sonrisa, Sánchez ha vuelto a poner de manifiesto su divertida gran relación con Flo y ha asegurado que ve como los grandes finalistas a Nicolás Coronado y Josie, los favs para todo el que pone los pies fuera de las cocinas. Pero puede que a Laura no le de ni tiempo a deshacer las maletas ya que, en el programa siguiente, se viene la repesca.

Laura
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios