Síguenos

January Jones

Ser un bellezón no significa tenerlas todas contigo. Y si no que se lo pregunten a January Jones. Para mí es una de las actrices más bellas que hay por ahí últimamente, con ese aire de misterio vikingo y esa fotogenia espectacular que la acompaña en todas las tomas que graba. Pero ser actriz tiene sus peligros, sobre todo cuando te toca cambiar de look cada dos por tres. Y claro, tanto tinte arriba y abajo le ha dejado el cuero cabelludo más escocido que las axilas de Malú después de llevar ese vestido plastiquero a los Premios 40 Principales.

January lleva un año complicado en lo que a tintes capilares se refiere. Primero se tuvo que teñir de pelirroja, luego volver a ser rubia, luego otra vez a morena, y por último recuperó su color claro natural. La consecuencia directa de tanto cambio os la podéis imaginar: se le cae el pelo a matojos. Menos mal que lo lleva bien y la pobre se lo toma con diplomacia:

Lo he llevado de todos los colores y ahora mi pelo se está cayendo a mechones. Voy a raparme y llevar una peluca.

No es la única famosa a la que le han hecho perrerías en el pelo. Lady Gaga ya confesó que se estaba quedando más calva que Kojack, y a la pobre Kelly Osbourne la dejaron hecha un cristo en la peluquería. Así que la dulce January ya puede empezar a pensar en solucionarlo, porque no me la imagino con cuatro pelos mal puestos, sobre todo porque tiene una melena preciosa. ¡Pobrecica!

Vía | Huffington Post
Foto | January Jones Source
En Poprosa | January Jones se come su panceta…. digo su placenta
En Poprosa | ¡January Jones ha sido mamá! ¿Se le suavizará de ésta el carácter?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario