Robert Pattinson: de vampiro a galán del París de la postguerra

Sigue a

Robert Pattinson


Empieza, aunque no lo creáis, le época de desencasillamiento de Robert Pattinson de su papel de Crepúsculo. Y no le va a ser nada fácil, ya os lo digo yo. Todo el mundo le asocia al vampirillo de tez blanca, ojos grimosos, ávido de sangre y con un papel un tanto edulcorado en una película sobrevalorada por más de medio mundo. Con esos credenciales no le va a ser nada fácil quitarse la etiqueta.

Aunque ya se sabe que no hay mejor forma de sacar un clavo que con otro clavo. Así que para quitarse las etiquetas…se viste de etiqueta. Así es: ahora Robert Pattinson hará de galán conquista-mujeres (el papel en sí sigue explotando su físico, pero donde no hay no se puede sacar…) en la película que ha empezado a rodar hace bien poquito: Bel Ami.

Ya ha comenzado a grabar las primeras escenas en Budapest, y en ellas hemos podido ver como se ha enfundado en un traje negro, con chaleco, guantes y sombrero de copa. La película es una adaptación de la novela Bel Ami del escritor francés Guy De Maupassant y narra como un soldado del ejército francés en Argelia llega a París sin dinero y sin ganas de trabajar.

Y Bel Ami parece que es el apodo que recibe de sus amantes. Aunque no ha sido agraciado con el don de la inteligencia ni la cultura, pero es muy atractivo físicamente, por lo que cautiva la atención de las mujeres y acaba llevándoselas al huerto. Vamos, todo un papelón que con el salero y el garbo que tiene Robert Pattinson, estoy seguro que lo borda, seguro.

Fotos | Robert Pattinson Source

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

18 comentarios