Jesse Tyler Ferguson o cómo convertir un posado (de otros) en una foto genial

Sigue a

JTF

Si ayer creíamos que ya lo habíamos dicho todo de los Oscars siempre aparece algo que hace que te pases un buen rato riéndote a carcajadas y que no puedas evitar compartir. Nuestro compañero Kalimero, gran gurú, nos acercaba las anécdotas de la gala, pero encontrarse a Jesse Tyler Ferguson convirtiendo un soso posado en la mejor foto de la noche no tiene precio.

Es que a ver, poneos en situación. Fiesta de Vanity Fair, la fiesta de las fiestas, la Überparty que diría Christoph Waltz, esa en para la que la gente se emperifolla más que para la propia ceremonia, si no estás en la lista es que no existes, y claro Miranda Kerr y Orlando Bloom existen, y son perfectos y posan a la perfección… hasta que aparece Jesse Tyler Ferguson y hace lo que allí llaman un Photobomb y aquí llamamos ser un espontáneo.

Me imagino la situación, el pollo haciendo cola para que le saquen la foto delante del cartel ese tan mono que tienen, sabiendo que a él no le van a pedir eso de “enséñanos un hombro”, que sí, que muy majo, pero mira tío, posa y pasa rápido que viene una chica mona ahí… y claro, yo entiendo que no te puedas resistir y pegues el salto entre los dos, que sinceramente, parecen una figura de cera. Un 10 en ejecución de salto.

Vía | Facebook E! Online

Los Oscars 2013 en Poprosa

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario