Síguenos

nicole kidman en la revista parade

Con una aparariencia más propia de Joker que de otra cosa, Nicole Kidman es portada de noviembre de la revista Parade. Sí, lo confieso, me da hasta miedo esa mueca entre sonrisa inocente y de asesina en serie, estoy más acostumbrada a verla falta de toda expresión.

El caso es que no sólo es la portada lo que interesa, sino las declaraciones que hace en la entrevista. Ésta es la primera que concede tras haber dado a luz a su hija Sunday Rose y a pesar de que sioemrpe ha sido muy celosa de su intimidad, cuenta cosas muy suculentas (por llamarlas de alguna forma). Por una parte habla de como se le cae la baba con su niña y cómo se emociona con sólo pensar en ella, dice que incluso llora y grita con sólo pensar en ella (miedo). Considera que es la experiencia más bonita que ha tenido y que toda mujer debería tener. Como se suele decir, es ley de vida (aunque también opcional).

Pero la cosa no queda ahí. También habló sobre los problemas con el alcohol de su marido Keith Urban y de cómo detectaron, a los tres meses de contraer matrimonio, que realmente existía y era más grave de lo que pensaban.

“El alcoholismo de mi marido fue una etapa terrorífica”

Sin embargo, a pesar de todo, fue una época que les unió más si cabe y ahora son padres orgullosos que salen adelante. Eso sí, de fotos de la nena nada de nada, lo que menos quiere la Kidman es que se meta ya en el mundillo del espectáculo, casi mejor que elija cuando sea mayor. Una opción muy loable por su parte, porque hay que reconocer que bien podría haber sacado unos buenos duros de la exclusiva.

Vía | Just Jared

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios