Síguenos

kfd


Seguro que la cara de Michael Oliver nos resulta difícil de olvidar a todos. No es una de esas expresiones y de esas sonrisas que uno pase por alto tan fácilmente y por seguro que nos hemos tragado sus películas durante las tardes de Sábado más de una y más de dos veces. Pero como la mayor parte de los niños que saborean tan pronto el éxito y de manera tan fuerte, pasaron los años y la tierra se lo tragó por completo… ¿o no?

Problem child
Pero vamos a empezar la casa por los cimientos, que si no nos perdemos en los detalles. Michael Oliver nació el 10 de octubre de 1981 en Los Ángeles. Es hermano materno de los también actores Dani y LuAnne Ponce por lo que no es de extrañar que lo de la interpretación le venga de familia y le corra por las venas. Vamos, que lo ha mamado durante toda su vida.


A los dos años ya empezó a ejercer como modelo publicitario, y fue precisamente gracias a uno de estos spots cuando en 1990 se convirtió en el protagonista de la comedia infantil “Este chico es un demonio” que estoy seguro que todos habéis visto al menos una vez. Para quien no se acuerde, en ella encarnaba a Junior, un niño bastante molesto (porque no me dejan emplear términos más literales para describirlo…) al cual reconocíamos por su pajarita roja y por supuesto por todas las que liaba que al final terminaran trayéndolo de vuelta al orfanato.

problem child
Allí acaba siendo adoptado por el matrimonio formado por Ben (John Ritter) y Flo (Amy Yabeck). Por su interpretación fue nominado al premio Young Artist como Mejor actor cinematográfico joven en una película de comedia.


Al mismo tiempo, volvió a interpretar a Junior en el videoclip de The Beach Boys “Problem Child”, que fue el tema central de la película. Vamos, que se le rifaban para sacarle en la tele.

¿Qué pasó después? Pues que el niño triunfó tanto que su carrera se relanzó de una manera espectacular. Todo el mundo quería tenerle entre sus filas. Así que en unos pocos meses se convirtió en actor invitado en las series “Amen”, “Los Monster hoy” y “Drexell’s Class”.


En 1991 interpretó a Junior por última vez en “Este chico es un demonio 2”. En esta ocasión Ben (John Ritter) rehacía su vida en compañía de Annie Young (Amy Yasbeck), la cual tenía como hija a Trixie (Ivyann Schwan), una niña igual o peor que él si es que eso era posible. Durante el rodaje del film, su madre y representante Dianne Pone, exigió que su sueldo pasara de los 80000 dólares iniciales a los 500000, y aunque la productora Universal accedió, el asunto fue a juicio, y al final la madre del pequeño actor tuvo que devolver la mitad de la retribución.

demonio
Y claro, estas cosas a una madre le cabrean mucho y de una manera u otra se venga para que no vuelva a suceder. Las consecuencias no se hicieron esperar: cuando se emitió la serie de animación basada en la misma y titulada “Problem Child”, el actor de doblaje fue Ben Diskin, y al estrenarse una tercera parte en formato de telefilm, el elegido fue Justin Chapman. No más Michael Oliver.

¿Hubo luz después de eso? Pues sinceramente, no mucha, para que mentir. Los últimos dos trabajos interpretativos los llevó a cabo en un episodio de la serie “Platypus Man”, y como secundario en la película de serie B “Dillinger and Capone”. Después de intervenir en ambos proyectos, abandonó la interpretación más que nada porque estaba bastante harto de todo ese mundo.

Michael
¿Y ahora? Pues aunque no os lo creáis, en 2009 empezó a trabajar como ayudante en los conciertos y giras de los grupos de rock The Sample y Nural y es así como se gana la vida en estos momentos. Para que veáis la de vueltas que da la vida y lo que cambian las carreras de unos años a otros.

Fotos | Capturas de pantalla de “Este chico es un diablo” y “Este chico es un diablo 2”
Vídeos | Youtube
En Poprosa | Qué fue de…

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario