Compartir
Publicidad

Y Carey Mulligan decidió que era un buen día para una boda en una granja

Y Carey Mulligan decidió que era un buen día para una boda en una granja
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Si es que no hay nada como tener a alguien que te cante bonito al oído. Eso es lo que seguro que pasa por la cabeza de Carey Mulligan, desde este sábado, señora de Marcus Mumford, porque decidieron que éste era un buen día para casarse en una granja con los amigos y familia justa, amor, naturaleza y buena música. Si no lo digo, reviento: ¡qué bonito es el amor, más que nunca en primavera!

¿Son británicos? pues no hay mejor lugar que una granja en medio de Sommerset para sellar el amor de Carey Mulligan y el cantante de 'Mumford and sons', algo que la gente dirá que empezó el año pasado pero que realmente se remonta a mucho más allá: eran pen-pals cuando eran niños. Ahora os explica Viola, empezaron a cartearse sin conocerse por medio de sus parroquias, y mira por dónde crecieron, salieron con otra gente, triunfaron, se reencontraron y el amor hizo el resto. De película total, desde luego.

De los detalles de la boda, poco sabemos, salvo la granja y los escasos cien invitados entre los que estaban Colin Firth, Sienna Miller y Jake Gyllenhaal, que estaba con Carey el día que surgió la chispa entre la adorable parejita. Ays, ojalá que les dure mucho mucho, que hacen una pareja adorable.

Vía | USMagazine Fotos | Facebook 'Shame' y Marcus Mumford En Poprosa | Carey Mulligan luce pedrusco de pedida: ¡aquí huele a bodorrio! En Poprosa | Carey Mulligan, inocente a la par que sexy en la portada de W Magazine

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos