Sigue a Poprosa

lily-allen-vs-perez-hilton

La que tienen liada estos dos. La verdad es que hasta ahora no es que se llevasen muy bien pero es que esta guerra a campo abierto es demasiado. Lily Allen y Perez Hilton mantienen una pelea a través de sus blogs y de twitter en la que menos bonitos se llaman de todo. Tela marinera la que tienen montada, preparáos para un cruce de acusaciones, dimes y diretes, dedicatorias y demás florituras.

A pesar de que la polémica entre ellos viene de lejos, porque Hilton ya acusó a Lily el año pasado de fumar caundo estaba embarazada (cosa que no era cierta, el embarazo no el fumar), ahora todo se ha vuelto mucho más escandaloso. Esta vez todo estalló cuando la Reinona de los medios publicó en su blog una foto de la cantante en San Valentín, en uno de sus conciertos de la gira americana, llamándola “vaca torpe” y diciéndole directamente que deje de bailar y pague sus facturas. Muy fuerte.

Claro, la Allen no se podía mantener callada, buena es ella, así que respondió. Ni corta ni perezosa le espetó un…

Lo siento, ya tenemos contratada una amargada, celosa y solitaria Reina, ¿la próxima vez, eh?

De una pieza me quedo. Pero es que no termina así la cosa, porque Perez inmediatamente le contestó lo siguiente que es mejor que lo leáis tal cual porque no da lugar a onterpretación alguna.

¿Celoso de quién? A lo mejor de David Beckham. Y si quisiera ser un jodido británico, sería Amy Winehouse que al menos tiene talento

Creo que ese comentario le va a traer consecuencias con los ingleses, tocamos terrenos farragosos. Así que seguimos con la guerra, ahora le tocaba disparar a Lily ¿qué os esperáis? pues cualquier cosa. Así fue diciéndole que ya le parecía vergonzoso y embarazosa esa obsesión que el bloggero tiene con ella. Ahí creo que le doy la razón porque cuando la pilla con alguien se vuelve un tanto cansino.

Pero claro, había un tema que aún no se había tocado, el profesional con el que Perez Hilton se mofó de ella hablando de lo “duro” que tenía que ser para ella vender copias de su álbum ahora que los había rebajado a menos de 4 dólares, todo un logro llegar al número uno. Ahí a la Allen le tocó la fibra y dijo que ella era número uno en muchos otros lugares del mundo y el acabó llamándo parásito, situación aprovechada por el otro para llamarla gorda y darle las gracias por visitar su blog, así al menos se aprovecharía de sus ganancias. Claro, que lo que consiguió es que Lily le llamase “puta barata”, así tal cual, y le pidió que dejase de molestar que tiene mucho trabajo.

Yo no sé vosotros pero estoy alucinando con esta pelea de gatas. Las pasadas que se meten el uno con la otra y viceversa son de juzgado de guardia. Claro que a esto hay que unir también que Hilton es de los que siempre ha defendido a Katy Perry, otra de las grandes enemigas de Lily Allen, así que claro es una mezcla de cosas que llevan a batallas campales como esta.

No sé en qué terminará todo esto, pero está claro que en nada bueno. Por su parte Perez continúa su campaña para acabar con la británica hablando del ridículo (no justificado todo sea dicho) que hizo en una actuación en el programa de ‘Tonight Show’ o de un numerito que preparó en una entrevista de radio tras los micrófonos. Eso sí, lo que más me choca es que en una de sus últimas entradas declara que es que Lily no tiene sentido del humor porque había dicho en una entrevista que le odiaba (¡y qué esperabas!) y eso que dice que a él realmente sí le gusta su música… y hablar de sus extravagantes declaraciones a los medios de comunicación, su lucha infantil, su poca profesionalidad, su auto-sabotaje y demás. Osea que ahora quiere ir de víctima, de reina (sarcástica) herida ¡venga ya!

Sinceramente un poco de polémica pues da vidilla pero esto ya cae en lo absurdo. Ella nunca ha sido santo de mi devoción ni mucho menos, pero él es de los que me hacían su gracia, creo que después de esto deja mucho que desear. ¿No os parece?

Vía | Celebitchy y Perez Hilton

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios