Síguenos

Heidi Klum

No, creo que no vale que vayáis persiguiéndola con la compacta del chino, por mucho que os pese. Pero Heidi Klum, con la de años que lleva siendo una súper modelo de las que provocan envidias dolorosas en ellas y ardores insatisfechos en ellos, sabe muy bien que en las sesiones de fotos pasan muchas, muuuchas cosas. Es empezar a quitarse la ropa… ¡y no puede parar!

Heidi ha hecho de todo, ¡en el buen sentido!. Pasarela, photoshoots, publicidad… Todo lo habido y por haber que requiera de una modelo de una talla como la suya. Pero ella sabe que cuando estás frente a la cámara y el fotógrafo empieza a proponerte que te quites eso, aquello y lo de más allá, es más fácil acabar desnuda que comerse un platanete.

Cuando eres una pimpolla jovenzuela, eres muy vulnerable y es posible que no sepas decir “hasta aquí hemos llegado”. Pero Heidi recomienda que le eches un par y sepas poner límites. Porque si no, las posibilidades de enseñar más momio del que quisieras en cualquier sesión. Y claro, de aquellos polvos, vienen estos lodos. Y si no, mirad la de celebrities que hicieron photoshoots comprometidos cuando eran casi adolescentes que ahora se arrepienten una barbaridad.

Vía | Glamour
Foto | GTres
En Poprosa | Llega el 2013 y Heidi Klum sigue como siempre: divina de la muerte
En Poprosa | ¡Heidi Klum cumplió y se disfrazó de Cleopatra!

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario