Compartir
Publicidad

A Heidi Klum le gusta más disfrazarse que a un tonto un lapiz

A Heidi Klum le gusta más disfrazarse que a un tonto un lapiz
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Lo de Heidi Klum por los disfraces es algo que debería mirarse muy seriamente... porque no he visto una persona a la que le guste tanto cambiarse y vestirse como a ella, que cualquier excusa es buena para plantarse una peluca y salir a la calle. Bueno, en verdad no es solo una peluca, que si hay algo que es de admirar (además de una larga lista de cualidades físicas y mentales que creo no es necesario nombrar aquí) es que se curra los vestidos y los disfraces como s¡ le fuese la vida en ello. Olé Heidi Klum y sus disfraces, olé...

Si en Halloween nos dejó a todos (por 4 años consecutivo) con los ojos como platos al ver como su imaginación no tenía límite con los papeles y personajes, ha querido dejar bien claro que en navidad la cosa no es muy distinta y que además de tener sentido del humor y un armario que ya quisiera Mortadelo en sus mejores momentos, tiene un cuerpazo a prueba de polvorones y pavo relleno que seguro que más de uno le encantaría meter dentro de la carta a los Reyes Magos.

Heidi Klum de sexy Mamá Noel, y ya de paso ha aprovechado para promocionar la línea de joyas de la que es imagen, QVC., enfundándose un mini-vestido rojo y el clásico gorrito navideño, a la vez que luce piernas, un árbol que es la envidia de todos los amantes de la navidad y un buen y generoso número de regalos a los pies del mismo. Vamos, que está en todo y no quiere perder ni la más mínima oportunidad para ser como ella es. Qué me gustaría a mí poder invitarla a cenar conmigo en nochevieja... sería la alegría personificada (y encima en el cuerpo de Heidi Klum...)

Foto | QVC Vía | Cuore

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos