Sigue a Poprosa

lujan-arguelles-separacion

Ya podéis ir haciendo unas palomitas, pillando un sitio cómodo delante de vuestro ordenador, porque la cosa se pone fina. Y es que lo que a primera vista parecía que era una separación amistosa, ahora parece que la ruptura de Luján Argüelles y Benjamín de la Fuente tras tres años de matrimonio se pone muy cuesta arriba. Vamos que aquí huele a drama de los buenos. Atentos.

Y es que resulta que, a pesar de que Luján Argüelles, ha tomado la opción de guardar silencio, de las pocas palabras que han salido de su boca han sido contundentes…

Iremos a juicio y allí se verá todo

Vamos, que de separación amistosa nada de nada, más bien todo lo contrario. ¿Que a qué viene esto? Os preguntaréis, pues muy sencillo, a que Benjamín va a reclamar una pensión compensatoria a su ya ex-mujer. Él dice que dejó el baloncesto para dedicarse a los negocios que tenían a medias y gestionar una de las empresas de la presentadora. Vamos, que ahora que se separa a ver de qué trabaja, básicamente. Cosa que no ha sentado muy bien a Luján que ha dejado esa frase para la posteridad.

Claro que como toda historia tiene dos partes. Que si el padre de Benjamín avaló una de las empresas, que si lo único que quiero es que no se meta a nadie más, que si tal que si cual o la mejor de todas que dejó el ex-jugador de baloncesto…

Dispongo de la documentación y pruebas de absolutamente todo lo que he dicho y de lo que diré en el futuro, ya sea en Twitter o en una entrevista. De momento sólo se conoce el 1% de la historia

Lo que está claro es que, viendo lo caldeado del asunto, esto pinta en bastos a convertirse en guerra abierta. Así que lo dicho, a ponerse cómodos y a ver qué pasa.

Vía | Vanitatis
Foto | Twitter de Luján Argüelles
En Poprosa | No hay dos sin tres: Luján Argüelles, de Celestina a separada

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario