Compartir
Publicidad

Gabourey Sidibe, de la película 'Precious', marginada por Vogue y Vanity Fair

Gabourey Sidibe, de la película 'Precious', marginada por Vogue y Vanity Fair
40 Comentarios
Publicidad


Hombre, yo creo que son cosas bien distintas y estamos exagerando un poco el asunto. A raíz de que Gabourey Sidibe haya sido vetada de las portadas de Vanity Fair y Vogue se ha desatado una polémica bastante perniciosa contra las dos revistas y los cánones de belleza. Comprendo que declaraciones del tipo:

“El mundo de la moda se ríe de Gabourey, lo que se puso la noche de los Oscar no era un vestido, era una tienda de campaña”

Son ofensivas contra la actriz y tiene motivos para quejarse, pero todos sabemos de que pie cogean esas dos revistas: a pesar de que últimamente se están intentando eliminar las tallas cero de los reportajes de modelos y de los desfiles, Vogue o Vanity Fair escogen para sus revistas y para sus portadas, modelos con tallas bastante menores y rostros más armoniosos.

Y nos puede gustar o no, pero es la política de la empresa. Igual que yo no aspiro a salir como portada de la revista Men’s Health por mi físico, creo que todos debemos de ser conscientes de nuestras limitaciones y no por ello montar un pollo si revistas de este calibre, por motivos que entendamos o no, son ajenos a nuestra opinión personal y en ningún momento han sido malintencionados, deniegan una portada a artistas como Gabourey Sidibe.

¿Me gusta? Pues no, soy de los que piensa que todas deberían poder entrar a formar parte de las portadas Vogue, pero Vogue no piensa igual, y si eso lo sabemos de antemano, no podemos hacer nada. Lo que creo que no es correcto es que pidamos a la revista una entrevista con el objetivo de salir en portada y nos la denieguen. Eso ha sido, es y será siempre igual.

Vía | 20 minutos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio