Publicidad

Gérard Depardieu no espera por nadie

Gérard Depardieu no espera por nadie
5 comentarios


Doctor, sufro incontinencia… avionaria

Ya pocas cosas nos quedan por ver… y por leer. Y ésta, desde luego, no es la que más nos va a sorprender, pero desde luego es digna de comentar cuanto menos. Parece ser que a nuestro admirado actor del país vecino, Gérard Depardieu, en resumidas cuentas, le pudo el ansia urinaria. ¿Que queréis más detalles? Allá vosotros, ¡avisados quedáis! Paso a describir el acontecimiento….

Situémonos: vuelo AF 5010, cubriendo la ruta París-Dublín con 127 pasajeros a bordo. La travesía promete ser tan aburrida como otra cualquiera, sin más divertimentos que el de leerle la revista al pasajero de al lado... cuando de repente eres consciente de que uno de ellos es el mismísimo Gerard Depardieu. Ya tenemos algo que contar a nuestros nietos.

Al parecer el señor Depardieu no estaba en condiciones de poder enhebrar agujas… y vemos como se dirige raudo y veloz hacia el baño durante la fase de despegue del avión, cuando en su camino se interpone una azafata (tan inoportuna como eficiente) que frena de sopetón las imperiosas necesidades fisiológicas de nuestro actor…

A partir de este punto, cualquier mortal que valore su vida entenderá que el ambiente no estaba para echar un trivial precisamente… y parece ser que esta fue la conversación que uno de los pasajeros dice haber presenciado:

-Quiero mear, quiero mear!! – (Gerard, tan pasional como se espera en estos dramáticos momentos) [...]
-El bañó está cerrado, no puedo ayudarle – (dijo la avezada azafata) [...]
-No puedo esperar…

¡Y no esperó! ¿Para qué? El amigo Depardieu prefirió quedar a mal con el personal, antes que reventar por dentro. Volvió a su asiento, y optó por tomarse la justicia por su mano… vaya, con la misma mano decidió hacer lo necesario para evacuar sobre la mismísima moqueta del avión. Es lo que tiene ir en clase business, que te ponen piscina sin pedirla…

Por supuesto la compañía aérea confirmó que en este ameno vuelo hubo un pequeño incidente protagonizado por el actor, pero sin entrar en detalles, salvo que ocasionó un retraso de dos horas ya que (y esto es lo mejor) el avión tuvo que dar media vuelta para limpiar la moqueta.

En fin, que pagaría por ver la cara de los pasajeros que tenía a su alrededor. Eso sí que es caerle un mito a uno, y no lo de los Milli Vanilli...

Vía | elmundo.es

    <p>Imagen | <a href="http://www.flickr.com/photos/25319767@N05/2387440197/">Flickr</a></p>
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios