Publicidad

Katie Holmes casi acaba chamuscada

Katie Holmes casi acaba chamuscada
10 comentarios

Publicidad


Las malas lenguas dicen que fue Dios que hizo arder el coche a raíz de que la pareja formada por Tom Cruise y Katie Holmes pertenezcan a la cienciología. Ya me dirás tú que tiene que ver la religión con la mecánica. El caso es que Katie estuvo a punto de que se le quemaran los pelos mientras rodaba en el plató. Menos mal que el equipo se dio cuenta a tiempo.

El caso es que estaba rodando una escena de acción sin dobles, en un coche, perteneciente a la nueva película de terror en la que Katie tiene el papel principal. La película se llama ‘Don’t Be Afraid Of The Dark’ (No temas a la oscuridad) y en ella Katie Holmes compartirá cartel con Guillermo del Toro (telita con la Katie). A lo que íbamos. Que casi arde en el coche.

Katie estaba dentro de un vehículo cuando la batería comenzó a despedir chispas y humo. En ese momento le dijeron que por favor abandonara el coche y justo cuando cerró la puerta, el coche comenzó a arder como poseído por el diablo. Según informa el Mail Online, Katie se alteró mucho, se asustó y decidió que ese día se lo tomaba libre porque ya no podía concentrarse en el reparto. Estas cosas le trastocan mucho.

Vía | El periódico

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir