Publicidad

¿No hay nadie a la altura de los tacones de los Manolos de Carrie Bradshaw?

¿No hay nadie a la altura de los tacones de los Manolos de Carrie Bradshaw?
11 comentarios

Publicidad


Resulta curioso… mira que yo pensaba que el papel de Carrie Brashaw sería de los más solicitados y por el que más gente se tiraría de los pelos en conseguir y todavía a estas alturas del cuento no tenemos a la candidata perfecta. La mayor parte dicen que no están a la altura de las circunstancias pero yo ya no sé que pensar, que con tantas evasivas cualquiera diría que es hasta sufrido y molesto tener que rodar embutida en un Yves Saint Laurent. Para mí que lo que tienen es miedo porque el papel de Carrie se ha convertido en la doble personalidad de Sara Jessica Parker y quitárselo sería como matar la mitad de su alma (rollo Voldemort)

Primero fueron Mary Kate y Ashley Olsen (cualquiera de las dos nos vale, incluso las dos al mismo tiempo) que lo negaron inmediatamente alegando que por muy fashionistas que fueran, no creían estar a la altura de los tacones de los Manolos de Carrie, y que preferían dejarle esa labor a otra más experimentada. Y así sin quererlo ni saberlo, la pelota recayó en la que todos andábamos pensando:

Efectivamente, Blake Lively era la segunda candidata por excelencia: guapa, pija, amante de la moda y con unos cuantos centímetros y clase sobre buen gusto y estilo más que las gemelas. Era la candidata perfecta (también se barajaba que hiciese de Samantha, papel que bajo mi punto de vista le viene que ni bordado) y sería la continuación ideal de Serena Der Woodsen… pero no. Parece que nuestra Blake quiere desencasillarse un poco de estos papeles y ha apostado por hacer de madre drogadicta, espía industrial o agricultora ecológica. Todo lo que sea para no tener unos Prada delante de sus narices y de la cámara. Luego lo que haga en su vida privada ya es otro cantar.

Y a partir de ahí vino la decadencia del personaje, porque en el momento en el que leo que le ofrecieron el papel a Miley Cyrus, fue cuando de verdad me di cuenta de la gravedad del asunto y que los productores estaban en un apuro por encontrar sustituta. Menos mal que la presión de que Blake Lively y las Olsen lo hubiesen rechazado, le hizo darse cuenta a Miley que si ha sido así sus motivos tendrían y que lo mejor era salir de esas arenas movedizas cuanto antes. Chica lista.

Foto | fotograma de la serie Sexo en Nueva York

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios