Publicidad

Salma Hayek: una inmigrante ilegal que no vino en patera, que una tiene clase

Salma Hayek: una inmigrante ilegal que no vino en patera, que una tiene clase
11 comentarios

Publicidad


Y no es un comentario racista, que conste. Pero es lo que nos ha dicho en la revista V, que ella lo pasó realmente mal cuando intentó triunfar como actriz en Hollywood pero ya se sabe que por desgracia los mexicanos hubo un tiempo que no estaban bien vistos por tierras yankis. Y la pobre Salma Hayek, ella, que es un ser delicado y que lo pasa mal con estas cosas no lo tuvo nada fácil. Y nosotros, que a Salma la queremos más que a Massiel, la hemos ofrecido, a lo confesionario de Gran Hermano que se desahogue, que nos cuente como le va, que le parece que Justin Bieber se nos haya dejado bigotillo... vamos, lo que se cuece a día de hoy. Del precio del marisco y como se está disparando cada vez que nos acercamos a navidad no hemos hablado pero es que no había tiempo suficiente.

No había tiempo suficiente y que nosotros no habíamos formulado las preguntas, que esa fue tarea de la revista V que fue quien la entrevistó, quien la fotografió, quien la manoseo… vamos, que se pusieron las botas con ella. Y ella no es tonta, no os penséis. Que si hay algo que Salma Hayek y yo compartimos es entrar en las tiendas y probarnos ropa sin parar, aunque luego no compremos ni un mísero calcetín. Y la maldigo con todo el amor del mundo porque mientras la entrevistaban la tía se probó un armario de lujo luxury de los que marcan época.

Gucci, Yves Saint Laurent,Alexander McQueen… todo para ella solita, avariciosa. Y de testigos nos tuvo sólo a todos los de la revista V, que va… el mismísimo Karl Lagerfeld, su vecino en el barrio Quai Voltaire de París, ha sido el encargado de hacerle las fotos. ¿Mola eh?:

Fui inmigrante ilegal en Estados Unidos. Fue un periodo corto, pero aún así lo fui. Cuando empecé me tuve que enfrentar los peores tiempos en términos de discriminación racial en Hollywood. Era inconcebible para los directores y productores estadounidenses que una mexicana obtuviera un papel principal

Y ahora mira tú, que casi le dan un Óscar por su papel de ‘Frida’, que la tía triunfa como los Chichos, que es guapa, que tiene pelas… y sí, es mexicana. Y viva México y ella, leches. Y que se callen todos los bocazas que en su tiempo dijeron que no valía para ser actriz.

Foto y Vía | Revista V

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir