¡Ataque de risa! El desternillante motivo por el que Emma García ha tenido que detener 'Viva la Vida'

¡Ataque de risa! El desternillante motivo por el que Emma García ha tenido que detener 'Viva la Vida'
Sin comentarios

'Viva la vida' ha tenido que detener el ritmo habitual de su emisión. Por primera vez, no ha sido por la jaqueca general de los colaboradores tras escuchar un discurso eterno a mil decibelios de José Antonio Avilés ni por una batalla "campal" entre las Campos ni por una de las cabezadas que se pega Kiko Matamoros en plató (hasta ahora, gracias a Dios, falsas alarmas, no ha estirado la pata).

Epfakfmw4aa0yah

La Mary Poppins de Telecinco (Emma García), a la que, cuando no le encasquetan cuidar de los viceversos, Paolo Vasile la pone a acoger los refugiados que huyen de 'Sálvame', ha sufrido un ataque de risa en directo por la presencia de un nuevo tertuliano: un abejorro del tamaño de la Niña, la Pinta y la Santa María juntas.

Emma Garcia E0588dcc 640x360

El abejonejo ha atacado a Suso Álvarez, haciéndole gritar de pánico como cuando le piden desde la dirección del programa que se informe antes de hablar. No se descarta que los espectadores del programa hayan recogido firmas en Change.org para contratar al insecto ya que raro es el día que el exgran hermano no es Trending Topic por las perlitas que suelta durante sus intervenciones televisivas.

Emma Garcia Ab983b93 815x543

Muerta de la risa (como cada vez que ve el nuevo tono capilar de Ana María Aldón), Emma ha intentado controlar la situación mientras que sus colaboradores la liaban parda por un simple bicho... ¡Yo pensaban que entre ellos se reconocían!

"Que abran las puertas y saquen al abejorro. Estamos un poquito tensos", decía García soltando lagrimones XXL y comparando al insecto con un dron. Lo único entonces que diferenciaba al intruso de Avilés es que el colaborador es más la-drón... ¿O ha devuelto ya todo el dinero que estafó?

"Raúl no voy a pasar las cinco horas de trabajo así", continuaba Emma dirigiéndose a su director sin poder parar de reír, con la típica flojera con la que ataca el sentido del humor cuando sabes que no deberías estar desorinándote de la risa. "Tengo a mi pobre regidora sacando a un dron del plató", admitía intentando continuar con el programa.

Temas
Inicio