Publicidad

María Lapiedra acaba empotrada contra un cerramiento (bueno, su coche)

María Lapiedra acaba empotrada contra un cerramiento (bueno, su coche)
Sin comentarios

Poco se habla del problema de aparcamiento que hay en este país. No puede ser que una vaya tranquilamente a echarse las mechas y no tenga sitio donde dejar el Mercedes. Ya me dirás tú. ¿Qué hago? ¿Me lo echo en el bolso?

Eso fue lo que le pasó a María Lapiedra. Que estuvo un rato dando vueltas y más vueltas y más vueltas sin encontrar nada. La confusión llegó después, que le dijeron que eso del fondo era una terraza con cerramiento y ella entendió "plaza de aparcamiento". Y allí que fue de cabeza.

Coche Maria Lapiedra

Por primera vez María Lapiedra pasa de empotrada a empotradora, y estas han sido sus declaraciones a 'Sálvame': "Tengo un coche automático y había puesto el freno, bueno, pensaba que estaba bien puesto, y luego me giré para ver a Mía [su hija] y resulta que le di con el pedal así al acelerador y se me fue el coche".

"Vaya lío. Apreté el acelerador sin querer. Es que al ser automático es un lío", continuaba explicando. Claro, cariño, si es que el coche es automático, pero eso no significa que aparque solo.

Eso sí, hueco para las risas no deja: "La vivienda ha quedado destrozada. Pero mira, la mujer al final bien, porque como estaba viejo, se lo arreglan todo nuevo". Tú di que sí, ve haciendo mérito para que te contraten en 'Reforma por sorpresa'. "Yo me sentía mal por la propietaria. Pero al final bien, contenta".

¿Que qué fue lo peor de todo? Que encima se quedó sin mechas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios