Publicidad

El vídeo de la performance por el que Paco León ha sido censurado (otra vez) en Instagram y que ha abierto debate

El vídeo de la performance por el que Paco León ha sido censurado (otra vez) en Instagram y que ha abierto debate
Sin comentarios

¿Que Paco León es un hombre de polémicas? Evidentemente. ¿Que para Instagram ya es como el alumno malo de la clase que acababa siempre expulsado? Pues también. Y no, en esta ocasión no ha sido porque haya ido enseñando por ahí el cimbrel... Al menos el suyo.

¿Cómo surge toda la polémica y por qué se le ha echado medio Twitter encima? Debemos remontarnos a Instagram, donde comparte un vídeo de una performance mexicana. ¿Cuánto duró? Menos que Leticia Sabater en un conservatorio de música. ¿Que por qué? Míralo tú mismo, porque después de la censura se fue corriendo a la red social del pajarito azul a compartirlo. Que aquí a lo tonto, acabamos de caer en que a ver si el pajarito está así de azul porque el pobre se ha tragado un alpiste grandecito, se le ha quedado atravesado en la garganta y ahora no puede respirar. Y nosotros aquí, sin hacerle ni puto caso. Bah, déjate de tonterías y ve el vídeo.

No, esto no es una nueva forma de operarte la miopía, por mucho láser que haya ahí. Ni un remake de 'Star Wars' (que, en todo caso, estaría protagonizado por Aplonia Lapiedra). Se trata de arte y de un arte muy comprometido, por eso de tener que dilatarte los agujeros para meterte un puntero láser.

¿El significado? Que cada uno saque el suyo... Aunque la gente no lo tiene muy claro, y ahí es cuando se ha armado el jaleo del bueno.

Nosotros hemos hecho nuestra propia lectura de la acción performativa: con esto de la pandemia, claro está, el roce corporal está como mal visto. Pero claro, eso no quita el pica-pica del chimichurri. Así que el rayo láser significaría el acercamiento sexual, cual francotirador, cual "Pikachu, te elijo a ti", para elegir a tu presa y mantener relaciones 'láseras' con metro y medio de distancia.

O vete tú a saber, que igual están denunciando el hacer bolsos con piel de chinchilla francesa y no nos hemos enterado de nada.

Eso sí, después de la censura nuestro Paquito no ha querido quedarse callado, y allá que se ha ido a publicar un láser en Instagram (y en esta ocasión sin haber pasado por ningún orificio): "En memoria a todos los que followers que me dejaron de seguir después de postear una performance con punteros láser". Porque, como él mismo defiende, "no hay que tener miedo de lo que entendáis, no pasa nada por conocer cosas nuevas".

El arte, al fin y al cabo, es esto. No, no exclusivamente meterte un puntero por el horto, entiéndenos. Sino el ver y no entender y sacar tus propias conclusiones. Ya si luego quieres metértelo... allá cada uno, que siempre habrá otros que se metan cosas peores.

Foto | GTRES

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio