Publicidad

La historia Ana Guerra en el hospital que ha enternecido (y preocupado) a sus seguidores: "Me daba miedo, pero él estaba secándome las lágrimas"

La historia Ana Guerra en el hospital que ha enternecido (y preocupado) a sus seguidores: "Me daba miedo, pero él estaba secándome las lágrimas"
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Fíjate que a nosotros no nos gustan nada los hospitales, que solo con el olor que desprenden ya nos dan ganas de irnos al baño a hacer un poco de cacota. Y no estamos solos en esto. Porque parece ser que a Ana Guerra le pasa otro tanto de lo mismo...

A la hora de hacerse una prueba médica, el apellido de la cantante (Guerra) desaparece a causa de su "claustrofobia". Así lo ha explicado ella misma en su Instagram.

 

La muchacha tenía que ir al hospital a hacerse "una resonancia por un dolor continuo en la espalda" que llevaba tiempo fastidiándola. Y, haznos caso, hacerse una resonancia no es nada agradable. A no ser que seas como uno de esos niños a los que les gusta meter la cabeza entre dos barrotes (vete tú a saber por qué).

Ana Guerra Hospital

Nuestra Anita estaba un poquitín asustada antes de la prueba. "Tengo claustrofobia y me daba miedo meterme en ese 'tubo'", aseguraba. Normal, cariño. A nadie le gusta sentir que ha sido abducido por los extraterrestres. Te entendemos.

Pero entonces es cuando se topó con Juan, el técnico de rayos: "Estaba secándome las lágrimas y cogiéndome de la mano, dándome la fuerza necesaria para superar la prueba", recuerda.

Qué bien, qué historia más bonita, qué tierno. Podría ser el comienzo de la nueva telenovela turca de Telecinco... Aunque la cosa entre los dos se quedó en la sala de rayos (qué pena).

Pero claro, después de contar esta bonita historia, la gente quería saber qué es lo que le sucedía a Anita War. Así que se vio en la tesitura de tener que dar una explicación.

"Estoy bien, que los veo un poquito preocupados", comenzaba tranquilizando. "Hice muchos años gimnasia rítmica y soy hiperlaxa, y eso hace que tenga unos dolores articulares continuos", explicó. Vamos, que Anita es de esas muchachas que tiene la capacidad de rascarse la oreja derecha con el pie izquierdo.

 

"No lo hubiera contado si no hubiera tenido una experiencia tan agradable y tan bonita, y quería felicitar a todo el mundo que la hizo así", terminaba aclarando.

Imagen de cabecera | GTRES

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio