Jorge Javier Vázquez está harto de los tríos y las relaciones abiertas: "Con los años me estoy volviendo un poco convencional"

Jorge Javier Vázquez está harto de los tríos y las relaciones abiertas: "Con los años me estoy volviendo un poco convencional"
Sin comentarios

El amor está en crisis, amigui. Probablemente si estás en Tinder ya te habrás dado cuenta. Nunca acabas quedando con nadie o nunca pasas de la primera cita. Y si llegas a la tercera, ya eres un espécimen único digno de ser estudiado por Carlos Sobera. Pero si alguien tiene claro en este mundo de que el amor está de capa caída... Ese es Jorge Javier Vázquez.

El presentador ha dejado claro por activa y por pasiva —y no seas mal pensado porque usemos esta expresión, que nos conocemos— que el amor no llama a su puerta. Por mucho Tinder o Grindr Premium que pague. Aunque hoy no venimos a hablar sobre los desastres amorosos, qué va. Que de eso ya hemos hablado mucho. Venimos a charlotear sobre las relaciones abiertas.

 

Porque JorgeJá, en su última columna para la revista 'Lecturas', ha querido sacar el temita. ¿A favor o en contra? "Con los años creo que me estoy volviendo un poco convencional", asume.

"No entiendo que desde las primeras de cambio que conozcas a alguien se plantee la posibilidad de ser pareja abierta", comienza dejando bien clarito. ¿Miedo al compromiso? ¿Libertad? Hay de todo en las viñas del señor. Pero es que Jorge es muy sentío: "Vivo los comienzos con una persona como algo único, como uno de esos momentos que vale la pena vivirlos con toda la intensidad, uno con uno, sin injerencias externas", aclara. Vamos, sin un tercer maromo que también le acabe comiendo el boquino —y lo que no es el boquino— a la otra persona.

 

"Sería incapaz de estar con alguien que desde el primer momento me planteara la posibilidad de que él pudiera estar con otro. O de que me propusiera tríos a las primeras de cambio", sentencia. Porque, como toda persona, Jorge únicamente tiene dos manos y una boca, así que a ver qué iba a hacer con tanto miembro en la misma cama. Para volverse loco.

Aun así, es consciente de "las complicaciones que conlleva el mundo de la pareja". Complicaciones como "el hastío" o "la falta de ilusiones". "Pero también todo lo que aporta: el entusiasmo, la complicidad, el calor, el cariño. Y al menos durante un periodo de tiempo largo me gustaría vivirla al modo tradicional", zanja. Pues tú sigue buscando, Jorge, que quien la sigue la consigue...

Foto de cabecera | GTRES

Temas
Inicio