Orlando Bloom está que se sube por las paredes porque sus relaciones sexuales con Katy Perry no son "suficiente" (y explica la causa)

Orlando Bloom está que se sube por las paredes porque sus relaciones sexuales con Katy Perry no son "suficiente" (y explica la causa)
Sin comentarios

Ser padre es bonito, precioso, maravilloso, una experiencia de cuento... Pero no es oro todo lo que reluce, que también hay mucha cacota repellada en los pañales. Y no solo eso: las horas de sueño desaparecen, la casa se llena de trasto y la fiesta más cercana en la que podrás emborracharte es la del bautizo.

Todo esto lo saben bien Orlando Bloom y Katy Perry. Se conocieron en 2016 y todo ha ido sobre ruedas, a pesar de separarse en 2017. Pero volvieron, ahora son felices y a finales de agosto del 2020 nació su hija: Daisy Dove Bloom.

 

Pero esto de ser papis, como ya veníamos diciendo, no es un camino de rosas... El propio Orlando Bloom lo comentó en una entrevista para 'The Guardian'. Se marcaron un David Broncano y le preguntaron con qué frecuencia mantenía relaciones sexuales: "No lo suficiente", contestó. "Acabamos de tener un bebé...", aclaraba.

 

Aunque esto de tener poco raca-raca no es nada nuevo para Orlando, porque en 'The Sunday Times' confesó que, antes de conocer a Katy Perry, tuvo seis meses de sequía sexual voluntaria. Todo esto porque pasó por una temporada previa de "excesiva actividad" sexual y decidió cortar por lo sano: "Fue una locura. No creo que sea saludable. No creo que fuera aconsejable. Hay que mantenerlo en movimiento allá abajo".

 

Impactados nos hemos quedado. Lo que nos estamos preguntando ahora es si en esos seis meses no hubo nada de nada... O... Ya sabes... Si se echó él mismo una manita. Guiño, guiño.

Imagen de cabecera | GTRES

Temas
Comentarios cerrados
Inicio