Compartir
Publicidad

Las yankis se tiran de sus propios pelos por conseguir los de Rafa Nadal

Las yankis se tiran de sus propios pelos por conseguir los de Rafa Nadal
17 Comentarios
Publicidad


Si pensabais que Rafa Nadal sólo gustaba en España, estabais muy equivocados. Porque aquí estamos acostumbrados a verle por la tele, en los anuncios publicitarios, paseando con su novia o incuso leyendo sobre él en Poprosa y no sé si alguna o alguno de vosotros, si se le encontrase en un Mc. Donalds se pegaría por recoger la bolsa de Ketchup que ha usado para su Big Mac, o después de sonarse los mocos perseguirle para coger el pañuelo cuando lo tire. Lo que sí sé es que las newyorkinas se pelean por tener unos pocos mechones del tenista.

Y pensaréis: ¡Dios mío, le persiguen con una tijeras en mano para cortárselos! No, hasta esos extremos no hemos llegado (todavía). Lo que hacen, siendo más astutas, es esperar a que Rafa Nadal se vaya a cortar el pelo y cuando los mechones caen al suelo, pues eso, que los recogen así como quien no quiere la cosa.

Al parecer, Rafa tiene un buen amigo en la avenida Madison de Manhattan. El peluquero en cuestión se llama Julien y son amigos desde hace tres años y desde entonces el peluquero neoyorquino corta el pelo de Rafa de vez en cuando, sobre todo cuando éste viene a la Gran Manzana para participar en el torneo de tenis (como hizo ayer al enfrentarse al uzbeco Denis Istomin):

“Rafa me llamó y me dijo: te necesito para que me arregles un poco el pelo. Así que ambos quedamos en el salón. Creó furor. Algunas de las chicas jóvenes que había en la peluquería incluso recogían los mechones que caían cuando nadie miraba, para guardarlos de recuerdo”

Así que los pelos de Rafa Nadal les vuelven locas, mira tú. También os digo que ellas sabían lo que se hacían, que no era una peluquería cualquiera, pues Julien dirige desde hace cuatro años un servicio de peluquería que monta la organización del Abierto de Estados Unidos, donde atiende a jugadores, entrenadores e invitados VIP del torneo, así que sabían que, tarde o temprano, él iría por allí (eso se puede saber viendo como de largo lleva el pelo) y ellas estarían ahí, esperándole, al acecho…

Vía | 20 minutos
Foto | Vivagoal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio