Publicidad

¡Qué Iker Casillas no ha puesto los cuernos a Sara, boludos!

¡Qué Iker Casillas no ha puesto los cuernos a Sara, boludos!
46 comentarios

Publicidad

Publicidad

Tienen un dulce de leche que está para chuparse los dedos, la carne es sencillamente exquisita y posee algunos de los parajes más bellos del mundo. Pero no quieren a La Roja, no señor. La Roja en Argentina no es plato de buen agrado (no para todos, imagino) y quieren sacar los trapos sucios como sea y ya no saben como hacerlo, porque parece ser que el nuevo deporte nacional (y a la vista de la noticia, también internacional) es desacreditar a Íker Casillas y conseguir noticia de donde sea. Y si ello implica inventársela, pues nada, nos la inventamos, que para eso la prensa tiene un código moral y profesional, para limpiare uno con él cuando no hay papel higiénico.

Las noticias surgieron la semana pasada tras el partido amistoso que jugaron España y Argentina. Al parecer, ‘Clarín’, uno de los diarios con mayor tirada de Sudamérica, publicó una noticia en la que aseguraba que los jugadores de ‘La Roja’ habían organizado una fiesta la noche antes del partido en una conocida discoteca argentina y a ella habían asistido unas cuantas mujeres para amenizar la velada, entre las que se encontraba Luciana Salazar. Pues bien, ‘Clarín’, al igual que la revista ‘Paparazzi’, que parece que fue la primera que empezó el bulo, aseguraba que Iker esa noche no había dormido solo y que Luciana había sido su particular almohada con la que llorar el que su Sara Carbonero no estuviera con él en esos momentos.

Y como no puede ser de otra forma, Iker Casillas ha montado en cólera y ha querido aclarar todo cuanto antes:

“Iker Casillas quiere dejar claro lo siguiente: 1.- Que no conoce a esa persona y que jamás ha mantenido ni siquiera una mínima conversación con ella. 2.- Que la citada mujer ya ha desmentido esas informaciones recogidas por varios medios de comunicación argentinos. 3.- Que, por supuesto, se tratan de informaciones rotundamente falsas y que ha ordenado a sus abogados que pongan en marcha cuantas acciones legales sean precisas contra la revista que ha publicado en origen esta mentira”

Por su parte, la propia implicada, Luciana Salazar, ha querido dejar bien claro que ella no tiene absolutamente nada con Iker Casillas y que todo ha sido un montaje para sacarse unas pelas y algo de fama (porque la credibilidad ahora mismo la tienen en el fondo del río). Y la que más sufre en todo esto imagino que será Sara, que sin haberlo querido ni sabido, se ha convertido en la cornuda bariloche, mientras estaba en su casa tranquilamente. Gajes del oficio, querida.

Vía | Hola
Foto | Jan S0L0

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios