Publicidad

El exmarido de Britney Spears, con el que estuvo casada 55 horas, uno de los trumpistas que han asaltado el Capitolio

El exmarido de Britney Spears, con el que estuvo casada 55 horas, uno de los trumpistas que han asaltado el Capitolio
Sin comentarios

Los trumpistas se han hecho un maratón de 'Los Juegos del Hambre' durante estas Navidades y han visto a Donald Trump (ese hombre cuya mascarilla facial es un paquete de Risketos) como el nuevo 'Sinsajo', así que han hecho que el 2021 comience en la misma línea de surrealismo que su padre, el 2020, con este antidemócrata asalto al Capitolio de los Estados Unidos.

Y claro, toda polémica necesita su buena dosis de famoseo, toda catástrofe necesita su Miguel Bosé, aunque en este caso americano, el perfil de celebrity polémica es más bien de concursante de 'La Casa Fuerte'. Se trata de Jason Allen Alexander, el exmarido de Britney Spears, ese con el que duró la friolera eternidad de 55 horas. Ahora entendemos el porqué. Si Jason es el negacionista de la democracia de EEUU (a lo Papito), Britney es la María Jesús Ruiz americana. ¡Qué 'desgraciaítas' son las dos pobres mías en el amor!

Dl A01910224 001

Jason Allen Alexander ha subido a su perfil de Facebook (el Twitter de los puretas) una foto, que destaca por ser el antónimo de todo lo que se considera 'postureo de influencer', con un gorro del souvenir oficial de Donald Trump, porque se ve que sus colegas no le avisaron de que el 'dress code' era ir de salvaje de 'Juego de Tronos', búfalo o tótem central de poblado indio).

Alexander 1

Es indiscutible que formó parte de la manifestación que cuestionaba con violencia la victoria de Joe Biden en las últimas elecciones estadounidenses frente al Capitolio, tal y como anuncia él mismo con mensajes como "donde todos mis patriotas, estoy en el tren Trump" en su red social, donde deja bastante claro que su criterio tiene las mismas características que su matrimonio con la cantante: bastante corto.

Alexander 3

"No llevo una mascarilla porque no escucho órdenes tiránicas que no se votan en una elección justa. No doy mi consentimiento a las prácticas de la marca de la bestia y no valoro la mierda material y estoy encerrado y cargado listo para matar a cualquiera o cosa que intente hacerme", ha añadido el que fue el esposo de Britney en 2004 tras una buena borrachera en 'Las Vegas'. En vez de luchar por las causas importantes, como el #FreeBritney, ahí lo vemos, encubando una cistitis apoyando a Donald Trump...

Imagen | Gtres

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio