Publicidad

Los caretos de Samantha Ronson

Los caretos de Samantha Ronson
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

Reconozco que no siempre es fácil sair bien en las fotos. Hay gente para las que posar ante una cámara es algo de lo más natural y que siempre quedan estupendas, pero hay otras que por más que lo intente no saldrán bien en la vida. Sin embargo entre una cosa y otra está el tema de forzar el gesto cosa que es de lo más típico en personajes como Samantha Ronson.

Llevo una temporada fijándome en esta chica y es que no hay ni por donde cogerla. Mucha novia de Lindsay Lohan mucha leche, pero es que eres un cristo, no nos engañemos. Entiendo que no salgas como tu chica en las fotos, pero ¿es realmente necesario que nos muestres siempre tu cara más horrible? A ver que donde no hay agua no se puede poner contador, que es una ley de la naturaleza, pero no sé, para eso no te pongas en la foto, porque mira que Lilo suele quedar bien, esta ha nacido con una cámara de fotos pegada a la cara, pero es que lo tuyo es lo peor.

Y para ello, aquí las pruebas del delito, para que veáis que si hablo, es por algo (o al menos casi siempre)...

Aquí tenemos una muestra clara de lo que digo, tres fotos de una misma noche en las que vemos un amplio repertorio de caretos, desde el gesto malvado a lo Señor Burns, gesto de quedo como una viciosa y gesto de frunzo el ceño más que nadie. Nena te van a salir unas arrugas tremendas como sigas así.

Otro ejemplo de más de lo mismo, desde la típica postura de “ay, me tiro en tu regazo y pillo cacho”, al de no sé ni cómo poner los morros. Asombroso, qué cantidad de registros, esta bien podría fichar para un programa de humor…

Estas son claras caras de “soy más dura que el de los tatuajes, tengo vagina y qué puedo contigo y con otros seis más”... Algo de lo más normal. Ese dedito te lo podías haber guardado.

A estas las he llamado “cómo colarme en una foto y fastidiar el resultado”. Ahí queda eso. Está todo dicho.

Y estas, principalmente la de la derecha es que me da miedo, no lo puedo remediar, si me la encuentro y me pone esa cara echo a correr como una campeona.

Y ya para terminar este examen “concienzudo”, la verdad y dejando la crueldad a un lado, si es que si se lo propone puede salir hasta bien, bueno, puede salir como unan persona normal, dejémoslo así...

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios