Publicidad

Los Grammy 2016: a algunos les sobra poderío... y a otros les falta un poco de vidilla

Los Grammy 2016: a algunos les sobra poderío... y a otros les falta un poco de vidilla
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los Grammy 2016 serán recordados por dos cosas. La primera, porque una vez más Taylor Swift se fue a casa con unas cuantas estatuillas –y es que con lo que debe de pesar cada una de ellas, la chica tuvo que necesitar ayuda para transportarlas fijo–. Y la segunda, porque las actuaciones, que suelen ser lo mejor de la noche en lo que a espectáculo se refieren, tuvieron más de un contratiempo. A Adele le falló el sonido, Rihanna y a Lauryn Hill no pudieron asistir por enfermedad, y el tributo de Lady Gaga a David Bowie ha levantado ampollas/triunfado a partes iguales.

Taylor Swift arranca motores

La encargada de abrir la ceremonia en lo que a actuaciones se refiere fue Taylor Swift. El single elegido fue "Out Of The Woods", y la verdad es que fue bastante menos espectacular que los shows a los que nos tiene acostumbrados. Vale que los Grammy son cosa seria, pero podía haber tirado un poco más la casa por la ventana, ¿no os parece? Como un poco tibio todo.

Carrie Underwood y Sam Hunt ponen el toque romántico

Cierto es que Carrie Underwood es la musa del country, con todo lo que eso conlleva. Así que en ese sentido, su actuación cantando "Heartbeat" y "Take Your Time" con Sam Hunt está muy en la línea de lo que se podía esperar. Vestido vaporoso –un poco a lo patinadora sobre hielo–, ventilador para menear la falda y la melena, y muchas miraditas cómplices con el compi.

The Weeknd, marcando diferencias

Dejando de lado la presentación de Ariana Grande –madre del amor hermoso, no se puede ser más cursi–, lo cierto es que la actuación de The Weeknd, sin ser santo de mi devoción, me pareció de las mejores de la noche. Aunque tiene uno de los vibratos más molestos del mundo de la música, el tío lo clavó.

Andra Day y Ellie Goulding, poderío a tope

No puedo ser más fan de Andra Day. Lo de esta mujer es espectacular. Tiene una voz preciosa, su "Rise Up" es un temazo, y lo único que no me gustó fue lo poco que pudo disfrutar ella sola del escenario antes de que saliera Ellie Goulding. Que estuvo muy bien también, pero una tiene sus preferencias.

Tributo a Lionel Richie

Vaya cuatro fieras se juntaron para rendir uno de los tributos de la noche, dedicado a Lionel Richie. Y es que Demi Lovato, Meghan Trainor, John Legend y Luke Bryan no son moco de pavo. Fue uno de los momentos más bonitos de la noche. Lo de John Legend es una auténtica pasada, ¡vaya voz que tiene este hombre!

Kendrick Lamar, el ganador de la noche

Con nada menos que 5 premios Grammy en el bolsillo, Kendrick Lamar debió de actuar con una felicidad en el cuerpo fuera de lo normal. La suya fue una de las puestas en escena más espectaculares y se agradeció un poco de movimiento con tanta balada.

Adele, menos de lo que suele ser


No, no es el vídeo. Adele tuvo problemas de sonido bastante molestos, que se cargaron una actuación que, por otro lado, era tan perfecta en lo que a voz se refiere a lo que nos tiene acostumbrados. "All I Ask" es un temazo para un directo, y una lástima que no pudiéramos disfrutar de ella en condiciones.

Justin Bieber, ni tan mal

Reconozco que este chico está mejorando en el aspecto musical, y que sin ser mi artista favorito, al menos intenta hacer cosas diferentes dentro de su estilo. Me ha gustado mucho su versión acústica de "Love Yourself". Eso sí, creo que ya va siendo hora de quitarse la gorra.

El tributo de Lady Gaga a David Bowie

El problema principal que veo a que Lady Gaga haga un tributo, sea el que sea, es que va a llevarlo al terreno más esperpéntico posible la mayoría de las veces. Por muy bien que cante –y creo que es una maravilla cuando se pone delante de un micro–, me parece que el tributo a David Bowie quedó un poco en parodia con ese pelo y el look. Vale, sí, Bowie era un ecléctico de tres pares, pero hace 40 años. Y sí, será su apariencia más icónica, pero en manos de Lady Gaga a mí me pareció un poco paródica. Y el medley tampoco fue santo de mi devoción. Mucha variedad y poca chicha.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir