Publicidad

Al final ganaron sus amigas...

Al final ganaron sus amigas...
1 comentario

Publicidad

No hace ni un mes os contábamos que las amigas de Amy Winehouse le habían hecho una encerrona para mandar a la cantante a rehabilitación. Quedaron con ella en la terraza de un bar y le exigieron que se metiera en una clínica para sacarse de encima su adicción al alcohol y la cocaína. Ese día, Amy salió disparada del lugar y dejó a sus amigas tiradas y llorando.

Pero al final, la cantante ha tenido que ceder después que la semana pasada sufriera una sobredosis. Según The Sun tuvieron que darle una inyección de adrenalina para revivirla cuando la llevaron al hospital a la una de la madrugada. Después de la experiencia, Amy ha cedido e ingresará próximamente en una clínica de rehabilitación. ¿A la tercera será la vencida?

Vía | Celebwarship

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios