Publicidad

James Blunt tiene miedo de aburrirnos

James Blunt tiene miedo de aburrirnos
1 comentario

Publicidad

Hemos leído su historia centenares de veces. James Blunt era un militar británico que tocaba la guitarra y escribia canciones de amor cuando estaba de misión. Al dejar su carrera en el ejército reunió todo lo que había escrito en un disco que se convirtió en un éxito en todo el mundo. La canción You Are Beautiful fue un éxito absoluto que catapultó a James a la fama.

La canción sonaba en todas las radios, en el hilo musical del aeropuerto, como melodía de móbil, por la televisión, en las tiendas, en la playa... en todas partes y a toda hora. Y eso fue al mismo tiempo el motivo de su éxito pero también el inicio de su decadencia, según ha reflexionado él mismo.

La gente, al final, se acabó cansando. Unas cuantas emisoras se negaron a volver a emitirla y recibieron el apoyo de algunos oyentes. En una encuesta realizada entre los británicos, James Blunt apareció como una de las cosas que més les molestan, por encima del ruido de los vecinos o la guardia urbana.

James Blunt pasó de ser amado a odiado. Ahora, él mismo razona los motivos: "La radiofórmula exprimió demasiado mi canción. Si pones el mismo tema todo el día, no importa si es la mejor música del planeta que al final la gente se cansa". Blunt ha explicado que se sintió explotado. "Pueden hacer que seas una estrella, pero también te pueden hundir" ha explicado James.

El próximo mes de Octubre el cantante publica su segundo álbum, All The Lost Souls, tres años después de su debut, y reconoce que tiene miedo de que le ocurra lo mismo otra vez y el público acabe rechazando su música. "Los medios de comunicación empiezan a hablar de ti y te explotan para conseguir audiencia hasta que el público se cansa de ti", se ha lamentado el cantante.

Pues nada James, prometo que éste va a ser el último post que yo escriba sobre ti. ¡Todo sea por el bien de tu carrera!

Vía | 3XL

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios